misioneros
Segovia aportó 88.016 euros en donativos a través de las distintas jornadas misioneras, que servirán para atender los proyectos sociales y asistenciales en los que trabajan los 103 religiosos y religiosas de la provincia. / KAMARERO

Repartidos por cuatro de los cinco continentes, los misioneros de la diócesis de Segovia siguen empeñados en extender y divulgar el mensaje del Evangelio a través no sólo de la predicación, sino también de la acción social y asistencial que les lleva desde hace años a entregar su vida al desarrollo de los pueblos en los que trabajan. Cada año, la Iglesia celebra la Jornada Mundial de las Misiones, conocida popularmente como el ‘día del Domund’, que este año tiene lugar mañana domingo con el lema ‘Cuenta lo que has visto y oído’; y en el que se divulga la actividad misionera y se recaudan fondos en las colectas parroquiales a favor de las misiones.

Segovia se suma a esta iniciativa y el responsable diocesano de Misioines, Isaac Benito Melero dio a conocer los datos más relevantes de la acción misionera diocesana en el mundo, que cuenta en la actualidad con 103 sacerdotes e integrantes de congregaciones religiosas e institutos seculares pertenecientes a la diócesis. El grueso de la actividad misionera se desarrolla en América, con 82 misioneros segovianos, mientras que en África trabajan ocho religiosos, cinco en Asia y otros ocho en Europa, todos ellos enmarcados en proyectos de carácter educativo, sanitario y de promoción social de la mujer en zonas especialmente deprimidas económica y socialmente.

Todo ello es posible gracias a la aportación económica que las diócesis realizan a través de Obras Misioneras Pontificias (OMP) en las distintas jornadas misioneras que se celebran a lo largo del año, siendo la del Domund la más importante y conocida. En este sentido, Isaac Benito señaló que la pandemia no ha mermado las aportaciones de los fieles segovianos, que el pasado año consiguieron recaudar 88.016 euros , de los que 58.544 se consiguieron en las cuestaciones del Domund.

Pese a ello, el delegado diocesano de Misiones subrayó la importancia de la oración y el apoyo a los misioneros para sostener sus proyectos , y valoró los “frutos” de la evangelización en los territorios de misión, cuyos sacerdotes vienen ahora a España a cubrir las necesidades de atención religiosa debido a la ausencia de vocaciones.

Con las maletas preparadas

Como en años anteriores, la presentación del Domund 2021 contó con el testimonio de misioneros que desarrollan su labor pastoral y asistencial en Segovia. Los sacerdotes Jean Maríe Ebebe (Camerún) y Delfino Nkano (Congo) y la religiosa de la congregación de Misioneras Oblatas de María Inmaculada Katarzyna Biel pusieron como ejemplos sus propias vidas para subrayar el valor del trabajo misonero y los frutos valiosos que aporta en las comunidades en las que trabajan.

Los dos sacerdotes africanos señala pusieron de manifiesto el ejemplo de los misioneros que en sus lugares de origen desarrollaron su tarea y que sirvió como estímulo para sus propias vocaciones, mientras que la religiosa expresó su deseo deincorporarse al proyecto que su congregación está poneindo en marcha en Perú. Así, señaló que en su primera experiencia en el país encontró “gente humilde y sedienta de Dios”, a la que espera volver a atender ya que “nos han demostrado que Dios está presente en lo frágil, donde hace presente su grandeza”.