Plaza Merced Calle Daoiz KAM0446
Vehículos aparcados en la plaza de la Merced, en línea con la calle Daoiz y en la proximidad de la iglesia de San Andrés. / KAMARERO

“En el casco histórico tiene que haber una restricción al tráfico sí o sí pero en este momento no puedo decir cómo se abordará”. Poco más aporta el concejal de Tráfico, Transportes y Movilidad, Jesús Sanz, sobre las medidas que el gobierno municipal quiere llevar a cabo en lo que resta de mandato corporativo en esta importante área, ya que mediado el año prácticamente repite lo que comentó en enero a El Adelantado, cuando admitió que uno de los elementos clave en la modificación de la Ordenanza de Circulación (incluida en el Plan Anual Normativo) será la reducción de plazas de aparcamiento en el centro histórico.

En este sentido, el único avance visible es que esa modificación normativa ha pasado ya por el obligatorio plazo de consulta pública y entre el 14 de junio y el pasado 12 de julio, en el que únicamente ha recibido una sugerencia.

Se trata de un mecanismo contemplado en la Ley de Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas que establece que con carácter previo a la elaboración de los borradores de ordenanzas o reglamentos (en el ámbito municipal), se debe recabar la opinión de los ciudadanos y de las organizaciones más representativas de sectores potencialmente afectados.

En cualquier caso, no es una garantía de que la modificación sustancial de esta ordenanza pueda aprobarse este mismo año, ya que el equipo de gobierno municipal la incluyó inicialmente en el Plan Anual Normativo de 2018 y pasó por un primer periodo de consulta pública en el verano de 2019.

Hay que tener en cuenta, sin embargo, que desde entonces se han producido cambios legislativos en España y se han adoptado decisiones en la ciudad en materia de movilidad como el proyecto de un carril bici que actualmente se encuentra en procedimiento de licitación.

Sanz ha informado de que, tras la consulta pública, la tramitación de la modificación de la ordenanza ha pasado de nuevo al área de Movilidad, donde la jefa de departamento continúa con el procedimiento pero sin concretar plazos ni los pasos pendientes para su aprobación.

Admite, eso sí, que habrá peatonalización en el centro histórico y puntualiza que así lo recogía ya el programa electoral del PSOE en las últimas elecciones municipales, las de 2019, pero insiste en que “está por determinar, todavía no está claro en qué calles se llevará a cabo, pero sí hay que tener en cuenta lo que estipula la nueva Ley cambio climático, así como lo que estipula la normativa de la UE y la protección de patrimonio cultural, especialmente en los entornos BIC (monumentos y otros bienes de interés cultural)”.

El decreto de Alcaldía aprobado en junio para abrir el periodo de 20 días de consulta pública sobre esta modificación de la ordenanza municipal incluye una propuesta en la que se explica que se trata de adaptarla a la nueva normativa estatal pero también mejorar la protección del patrimonio histórico e incluir nuevas zonas ORA o de aparcamiento vigilado en barrios de la ciudad cuyo vecindario y tejido comercial están demandando.

Ejes centrales

El gobierno municipal indica que la seguridad vial, la accesibilidad universal, los derechos de las personas con diversidad funcional, la mejora de la calidad del aire y del medio ambiente son ejes centrales que guían los cambios normativos en materia de movilidad en el municipio.

Recalca, además, que apuesta decididamente por modificar el modelo de ciudad con la implantación del proyecto Smart Digital Segovia, que facilitará la gestión de una movilidad sostenible, la innovación social o la gestión de infraestructuras, entre otras cuestiones.

La modificación de la ordenanza persigue “instaurar medidas de calmado del tráfico, además de actuar sobre zonas peatonales, medidas tendentes a fomentar el uso de la bicicleta como medio de transporte público y un uso más racional de los vehículos privados”.

Clasificación de vehículos

Regulará, además, las zonas de bajas emisiones de CO2 y para ello se aplicarán restricciones de acceso, circulación y estacionamiento de vehículos para mejorar la calidad del aire y mitigar las emisiones de gases invernadero, mediante la clasificación de vehículos por su nivel de emisiones de acuerdo con el Reglamento General de Vehículos.

Se otorgará “un papel preponderante” al peatón y, además de la bicicleta, se fomentará y regulará el uso de otros vehículos de movilidad personal como los patinetes eléctricos, además de priorizar el uso del transporte público, favoreciendo su circulación en el uso de las vías públicas.

Eso sí, los responsables del gobierno municipal reconocen que será necesario un esfuerzo para armonizar intereses de conductores, residentes, peatones y movimiento de mercancías (zonas y horarios de carga y descarga).

Plazas de aparcamiento

Nada dice la propuesta resumen que el gobierno municipal ha incluido para orientar la participación en la consulta pública sobre la modificación de la Ordenanza de Circulación sobre la supresión de plazas de aparcamiento en vías públicas o plaza u otros lugares de la ciudad pero, sin duda, es una de las principales preocupaciones de los ciudadanos y, de hecho, la única sugerencia recibida en el citado periodo de consulta, recoge dos peticiones y una de ellas plantea que no se reduzcan los aparcamientos disponibles en la plaza de la Merced. “Por favor, no nos dejéis sin plazas de aparcamiento”, llega a rogar la persona que la ha remitido, aunque sí indica que deberían ser de uso exclusivo para residentes para proteger a los vecinos del centro histórico “cada día más despoblado por la carencia de servicios”.

La otra petición de esta sugerencia consiste en peatonalizar la calle de Daoiz, permitiendo también el paso de ciclistas, ya que se trata de una vía estrecha y con elevado tránsito de turistas. Como alternativa a la circulación, propone que desde la plaza de la Merced los vehículos puedan dirigirse, a través de la calles de la Almuzara, Refitolería y San Geroteo hacia la de Martínez Campos, cambiando el sentido de estas vías.