Un empleado de la ORA registra una matrícula. / El Adelantado
Publicidad

Si como todo parece indicar, el Ministerio de Sanidad autoriza entre hoy y mañana a que la provincia de Segovia pase desde el próximo lunes en su conjunto a la fase 1 de la desescalada, como ha solicitado la Junta de Castilla y León, la reactivación del servicio de estacionamiento regulado (ORA) en la capital será un hecho. Es lo que se desprende de las explicaciones que la concejala de Movilidad y Transportes, Claudia de Santos, ha realizado este miércoles a propósito del servicio durante el balance de actuaciones ofrecido por el área de Gobierno en el marco del estado de alarma.

La propia empresa concesionaria del servicio, Setex Aparki S.A., ha presentado esta semana al Consistorio un plan de actuación, así como su predisposición a retomar ya la actividad, “con las máximas garantías de seguridad para los trabajadores y los clientes”.

Todo, eso sí, a la espera de la autorización del Gobierno de España para iniciar la fase 1. “Las medidas de movilidad en vigor en estos momentos están determinadas por la fase 0; son decisiones que se han implementado en relación al momento que estamos viviendo y, lógicamente, el pase a la fase 1 supone tomar unas decisiones que todavía no podemos tomar. Los estudios en relación a la ORA están hechos, pero hay decisiones que están sin tomar y que deberemos afrontar de forma inmediata si pasamos a fase 1; pero por el momento no podemos comprometer una fecha”, ha explicado la edil.

La reactivación del servicio de estacionamiento regulado afectará, además, a otras muchas de las medidas puestas en marcha por la Concejalía. “Hemos dicho muchas veces que en movilidad todo está interconectado y habrá que plantearse también que pasa, por ejemplo, con los autobuses. No son decisiones que se puedan tomar a la ligera, ni mucho menos de modo independiente; las medidas de movilidad tienen que ir unidas. Sin ir más lejos, la ORA no es compatible con las restricciones al tráfico puestas en marcha en el casco de la ciudad. El servicio ORA es una concesión municipal que hace sus cálculos y sus números en base a un determinado número de aparcamientos y si nosotros cortamos el casco estamos modificando las condiciones de concesión de ese contrato, con las complicaciones y consideraciones económicas que conlleva. Por ello, lo más sencillo sería restablecer la ORA en las mismas condiciones que se hizo la concesión”, ha argumentado De Santos.