Todos los grupos de la oposición ­­—PP, Ciudadanos y Podemos— han mostrado, con mayor o menor vehemencia, su preocupación por el estado de ejecución del presupuesto hasta el pasado 30 de junio, especialmente por la marcha de las inversiones, en torno entonces al 6% de lo recogido en la planificación del gobierno municipal para todo el ejercicio. Sin embargo, el concejal de Hacienda, Jesús García Zamora, recordó que el gasto “comprometido”, más del 40% según informó, indica que la ejecución final de las cuentas municipales será este año similar a la de ejercicios anteriores.

García presume de la “buena salud económica” del Ayuntamiento “gracias a la gestión realizada por el equipo de gobierno.

En cifras, las arcas municipales cuentan con más de 24.100.000 euros de fondos propios y 27.100.000 euros de remanentes de Tesorería.

El nivel de endeudamiento es razonable, según el edil socialista, y las ejecuciones presupuestarias presentan superávit. “Esta forma de actuar permite que éste siga siendo uno los ayuntamientos de Castilla y León, capital de provincia, con uno de los grados más alto de ejecución”, sostiene.

En su intervención inicial ayer en el pleno ordinario de agosto, el responsable de la Hacienda municipal comentó el informe de la Intervención municipal, remitido al Ministerio de Hacienda, sobre el estado de ejecución del presupuesto del Ayuntamiento correspondiente al segundo trimestre del año.

Afirmó que puede deducirse de ese informe “una buena ejecución de las partidas de ingresos y gastos” y, ante la preocupación manifestada por concejales de la oposición sobre la ejecución de las inversiones, puso el ejemplo de las obras de remodelación de la plaza de la Morería, en San Millán, finalizadas hace meses pero que en el informe figura con una ejecución del 70%, debido a que no todos los pagos comprometidos se habían llevado a cabo hasta junio.

El portavoz del PP, Pablo Pérez, llamó la atención también sobre los ingresos, que ya alcanzan el 50% de la estimación para todo el año, aunque puntualizó que debido sobre todo a tasas como la del agua porque, sin embargo, los correspondientes al Impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras (ICIO) está muy por debajo todavía de la estimación para todo el año. El edil popular considera que puede deberse a la situación económica derivada de la crisis sanitaria del covid.

Desde Ciudadanos, David García-Foj reprochó que no se hayan ejecutado obras durante los cuatro meses en los que la provincia estaba sometida a un cierre perimetral como medida para evitar la expansión de la pandemia.

El viceportavoz de la formación naranja criticó una vez más que la alcaldesa, Clara Luquero, haya decidido que el concejal de Obras, en un año con más intervenciones en el área que en todos los anteriores, haya asumido también desde el 30 de junio el área de Turismo, que considera una de las más importantes en una ciudad como Segovia.

Por su lado, el portavoz de Podemos-Equo, Guillermo San Juan, en tono más moderado, mostró igualmente preocupación e instó al gobierno municipal a acelerar la actividad en el último trimestre del año “porque nos jugamos mucho”, aunque añadió que es consciente de las dificultades para el suministro de materiales debido al contexto internacional.

Fiscalidad

El gobierno municipal ha destacado que el Ayuntamiento mantiene, desde hace cuatro años, la fiscalidad congelada; es decir, no se han producido incrementos de los impuestos municipales. Señala que, al contrario, se han incorporado bonificaciones a determinadas tasas y precios públicos debido a la situación de algunas actividades y ciudadanía por la pandemia.

El concejal de Hacienda recordó que, además del presupuesto ordinario para este 2021, que asciende a 68.927.363 euros, con la incorporación de remanentes de Tesorería, la cifra se ha situado en 82 millones de euros. Considera que esta herramienta municipal “se está mostrando como un instrumento útil y flexible para dar respuesta a las necesidades de Segovia”.

Reitera García que el equipo de gobierno “mantiene su firme compromiso en no dejar a nadie atrás: personas, familia, actividad económica” y anuncia que para ello se han gestionado y puesto en marcha ayudas de emergencia y ayudas directas a los nuevos emprendedores; el refuerzo de los autobuses urbanos y de la limpieza de los colegios públicos; ayudas al sector del comercio de proximidad, así como a la hostelería, los hoteles, el sector del taxi, la industria cultural y el sector turístico, entre otros.