En la calle de los bares (Infanta Isabel), no disponen de terraza. / Nerea Llorente
Publicidad

Sin sorpresas, ni cambios de última hora, el Ayuntamiento de Segovia ha aprobado por unanimidad una modificación presupuestaria que permitirá destinar 110.00 euros a los negocios de hostelería sin terrazas. Sin embargo, la oposición, especialmente el PP, pero también Podemos y Ciudadanos, considera que es una medida insuficiente y pide que el Consistorio apoye también a otros sectores económicos de la ciudad.

El portavoz socialista, Jesús García Zamora, avanzó ya el pasado miércoles que en la Comisión de Hacienda el dictamen de esta modificación presupuestaria había recibido el apoyo del resto de grupos. En ese momento también explicó que los 110.000 euros serán distribuidos entre responsables de negocios a través de un convenio de colaboración con la Agrupación Industrial de Hosteleros de Segovia (AIHS).

El concejal del Partido Popular Marco Sandulli, aunque admitió que la medida es positiva cree que el apoyo del Ayuntamiento a la reactivación de la economía de la ciudad para paliar la crisis económica derivada de la sanitaria por la Covid-19 exige un mayor esfuerzo y recordó que su grupo lleva meses insistiendo en destinar al menos 2,5 millones al tejido productivo: pymes, autónomos, etc. y especialmente a los sectores más afectados.

Por otro lado, sostuvo que de los 162 establecimientos de hostelería con los que cuenta el municipio, sólo 43 disponen de terraza, por lo que los otros 113 tendrán que repartirse 110.000 euros, una media inferior a los 1.000 euros para hacer frente a gastos ocasionados por la adaptación de los locales a las condiciones sanitarias que exige la “nueva normalidad”. Sandulli apunta que hay 1.600 empresas de todos los sectores y algunas, como talleres mecánicos, comercio o academias privadas también sufren las consecuencias de la crisis.

El edil del PP reprocha también al gobierno municipal “que pase la pelota a la AHIS para que distribuya las ayudas” y afirma que no es serio porque un Ayuntamiento tiene que velar por la objetividad y por garantizar un reparto equitativo.

Sobre esto último, el concejal de Hacienda, además de defender la legitimidad de la AIHS, y agradecer su implicación, señaló que en este momento el pleno solo trataba la modificación presupuestaria y que se están perfilando las bases que regularán la concesión de las ayudas a los establecimientos que las requieran.

También desde Podemos-Equo, su portavoz, Guillermo San Juan, considera que debería haber ayudas dirigidas igualmente a mejorar la seguridad sanitaria en otras empresas del sector servicios. El responsable de la formación morada añade que se trata de ir más allá de soluciones puntuales porque hasta que no haya una vacuna esas exigencias en materia de prevención pueden convertirse en estructurales.

Las críticas de Ciudadanos fueron dirigidas más a las formas y a la gestión del equipo de Gobierno, ya que Noemí Otero echa en falta información detallada de cómo se van a articular las ayudas a los hosteleros y “más agilidad y solvencia” porque, en su opinión, “siempre van a la carrera, a última hora y de mala manera”.

La posición de IU, argumentada por su portavoz, Ángel Galindo, fue en la línea de la de su socio en el gobierno municipal, haciendo hincapié en que los negocios con terrazas se benefician de la exención del pago de la tasa por ocupación de la vía pública este año, con una estimación de hasta 300.000 euros, por lo que con esta línea de ayudas se reequilibra el apoyo al sector.