Terreno donde el Consistorio quiere que se construya la nueva estación de autobuses. / Kamarero
Publicidad

Los tiempos de la Administración son los que son y todo indica que no será en este mandato cuando la ciudad de Segovia pueda contar con una nueva, más amplia y moderna estación de autobuses. Es al menos lo que ha asegurado la alcaldesa, Clara Luquero: “En este mandato como mucho lo podríamos ver solo empezar. Hay que ser realistas y saber cuáles son los plazos que pueden darse”.

La edil está a la espera de fecha para mantener un encuentro con el consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, con quien no coincidió en la Conferencia de Titulares de Alcaldía y Presidentes de Diputación. “Es al que siempre reivindicamos porque tenemos muchos temas de los que hablar con él. Uno de los más importantes es el de la futura estación de autobuses, que es una infraestructura fundamental para la ciudad”, ha asegurado Luquero.

El equipo de Gobierno municipal mantiene su intención de que sea en los terrenos anexos a la antigua estación de tren de Segovia donde pueda erigirse la nueva instalación. “El Ayuntamiento ya se ha sentado con tres presidentes de Adif. Antes del anterior mandato ya me senté con un presidente, luego con otro y luego con otro, porque parece que el lugar idóneo, por la necesidad de metros, es el pico –la esquina– de la estación de Renfe que no está utilizado ahora. Es un terreno que no necesitan para nada para prestar el servicio de cercanías que prestan; hicieron un estudio previo y saben que no lo van a necesitar ni ahora ni en el futuro”, según ha explicado la regidora.

Para ello se ampara en el estudio de movilidad y de viabilidad de la estación que se hizo hace años en el Consistorio y en el que los técnicos señalaban este terreno como el ideal para la nueva infraestructura de transportes. Para que prosperase esta idea Adif tendría que ceder los terrenos para unas obras cuyas inversión asumiría la Junta de Castilla y León, “igual que ha hecho la de Ávila”. Para Luquero, “es así de fácil”.

“La Consejería de Fomento ha llevado a cabo proyectos de remodelación muy importantes de estaciones ya obsoletas o ha construido nuevas. En nuestro caso sería construir una nueva porque en el espacio que ocupa la actual no hay sitio para remodelar y hacer una estación de autobuses del siglo XXI”, ha defendido la edil, quien no obstante mantiene que con este movimiento “la ciudad contará con dos estaciones por el precio de uno, porque vamos a mantener la actual para que esa dotación, que está muy bien ubicada en el centro de la ciudad, facilite tanto apearse como que se tomen los autobuses”.

La edil asegura que no habría problemas para la cesión de los mencionados terrenos por parte de Adif y que el futuro del proyecto depende más de “que la Junta lo lance”. Hasta ahora se ha estudiado una fórmula que pasaría por una concesión que llevaría aparejada la adjudicación de la obra y la explotación posterior de la estación. Es lo que parece tener más visos de ser realizable, según el Ayuntamiento, aunque habrá que esperar a que en la reunión con el consejero puedan pulir más detalles según lo analizado también por los servicios técnicos de la Junta.

En una visita reciente a Segovia, Juan Carlos Suárez-Quiñones fijó el coste que podría tener la nueva estación entre cinco o siete millones de euros.