Noche Patrimonio KAM2731
Los monumentos y espacios abrieron sus puertas al público. / KAMARERO

De manera simultánea con las capitales Patrimonio de la Humanidad, Segovia celebró el pasado sábado la cuarta edición de la ‘Noche de Patrimonio’, donde las calles y los monumentos abrieron sus puertas para poner a disposición de los visitantes todos los espacios patrimoniales de manera diferente.

El balance de esta experiencia ha sido valorado por el Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad (GCPH), que en una nota de prensa recoge el éxito de esta iniciativa en Segovia, que contó con el apoyo mayoritario del público. Así, pone como ejemplo el espectáculo ‘Yarin work in progress’ de Andrés y Jon Maya, que llenó el patio de la Real Casa de Moneda con una atractiva propuesta basada en el diálogo musical entre voz, percusión y danza.

A modo de balance, se recogen también las visitas de los espacios dependientes del área de Turismo del Ayuntamiento de Segovia. Así, un total de 502 personas pasaron por el Centro Didáctico de la Judería, 527 lo hicieron por el centro de interpretación de la Muralla, 338 entraron a la cada Museo Antonio Machado y 330 recorrieron la Real Casa de Moneda.

La misma respuesta positiva, completando el aforo, tenían las cinco visitas guiadas organizadas para esa noche tan especial, y un gran número de personas participaron en la iluminación con velas en las calles Judería Vieja y Martínez Campos, y el adarve de la Muralla-Puerta de San Andrés.

La presencia de segovianos y visitantes en las calles atraídos por la programación de la Noche del Patrimonio en la que también participaron la Catedral, el Alcázar, la Academia de Artillería, el Parador, el museo de arte contemporáneo Esteban Vicente, el Museo de Segovia, el Rodera Robles y el Torreón de Lozoya; las pruebas deportivas disputadas en la ciudad: el campeonato de España ASEDEB 2021 de TPV (técnica de progresión vertical) en Espeleología y la 12 edición de la marcha “Madrid-Segovia por las vías pecuarias del Camino de Santiago, así como la celebración de Hay Festival han tenido un efecto muy positivo en el sector de la hostelería, con restaurantes y hoteles registrando altas cifras de ocupación a lo largo del fin de semana.