31A
31A

La provincia de Segovia sumaba varios anuncios de nevadas que no llegaban a caer, finalmente, este domingo, un manto blanco cubrió la provincia creando bucólicas imágenes en algunos de los monumentos más importantes como los jardines de La Granja de San Ildefonso, el Acueducto o el Alcázar. No obstante, al mismo tiempo esta situación ha creado una serie de incidentes especialmente en las segovianas.

En la ciudad, el Ayuntamiento se vio obligado a activar el plan de vialidad invernal para lograr hacer frente a la nevada que se estaba produciendo desde las 16.00 de la tarde. Por ello, pusieron en marcha en varios puntos de la ciudad un vehículo ligero (pickup) y cuatro camiones, todos ellos dotados de pala quitanieves y también de esparcidores de sal que. En un primer momento, se utilizaron para despejar y garantizar la movilidad en las principales vías de Segovia, en concreto los accesos al hospital y también al centro de salud de San Lorenzo; el camino nuevo en sus tres tramos de Ezequiel González, Conde Sepúlveda y Obispo Quesada y vía Roma.

Así mismo, la intensidad de la nevada obligó a la Policía Local a cerrar el paso a cualquier tipo de vehículos en la cuesta de los Hoyos, donde también se mandaron equipos de limpieza al igual que a las calles Ortiz de Paz, San Gabriel y Jerónimo de Aliaga.
Llegadas las 6 y media de la tarde, el descenso de la intensidad de las precipitaciones permitió que los servicios de limpieza pudieran actuar con mayor celeridad en aquellas vías que se habían visto afectadas por la nieve. Entorno a una hora después, continuaban cerradas varias calles de la capital como la calle Cotos, la bajada de Zamarramala y la cuesta de los Hoyos.

Sin embargo, en ese momento las principales vías de Segovia ya se encontraban “aptas” para la circulación, aunque se debía mantener la máxima precaución, mientras tanto, las máquinas continuaban su servicio en las vías secundarias del casco urbano.
En total, un equipo de 18 personas de la concesionaria, FCC, estuvo durante toda la jornada de ayer trabajando por toda la ciudad limpiando calles y aceras y esparciendo sal, desplegados en seis camiones y un vehículo ligero.

En cuanto a percances, según informó el Ayuntamiento de Segovia, se registraron “varios incidentes por topetazos y alcances entre vehículos que han tenido como consecuencia una persona herida, leve según las primeras indagaciones, y daños materiales”. Además, pidieron a la ciudadanía que tuvieran la mayor precaución posible para evitar caídas y accidentes. Y, debido a la situación y ante la acumulación de usuarios por la suspensión de algunos viajes, la estación de autobuses permaneció abierta.

41T
41T

PROVINCIA
Las incidencias en la provincia no han cesado desde que comenzaron las precipitaciones causando molestias en cuestión de minutos. En concreto, la intensa nevada obligó en torno a las 5 y media de la tarde a cerrar al tráfico la Autovía del Norte (A-1) entre el kilómetro 142 y el 98, es decir, entre La Rades (Segovia) y Pardilla (Burgos), así como la AP-6 entre Gudillos y Sanchidrián y la AP-61 en El Espinar, además de la N-603 en San Rafael, según la información facilitada por la Dirección General de Tráfico (DGT), a las cinco de la tarde.

Caída la noche, en torno a las 8 de la tarde, continuaba cortada la vía entre La Serna del Monte (Madrid) y La Rades (Segovia). Por ello, la Guardia Civil de Tráfico procedió a embolsar camiones en esta vía y en la N-VI entre Madrid y Labajos, debido a una retención que impedía normalizar la circulación.

Además, el tráfico pesado no pudo circular por la A-1 entre Madrid y La Rades, y se recomendó el uso de cadenas en diferentes puntos de la comunidad, como en la provincia en la N-110 en Villacastín y la N-VI en Labajos.

Otros de los afectados por la nieve fueron los usuarios del autobús Avant Segovia- Madrid debido a un accidente a la altura de Torrelodones provocado por la meteorología que causó graves retrasos, antes de que se produjeran los cortes en la calzada.

La policía Local de El Espinar pidió a los vecinos que evitar coger el coche a no ser que fuera estrictamente necesario, así mismo el Consistorio del municipio junto a Protección Civil activaron el retén invernal municipal.
En Torrecaballeros los vecinos estuvieron gran parte de la tarde, dos horas y media, con un corte del suministro debido también a las inclemencias del tiempo. Una situación parecía la vivieron en Trescasas, donde los cortes fueron intermitentes desde las cuatro de la tarde.
Por otro lado, en San Rafael, según informaba la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) se llegaron a acumular hasta nueve centímetros de nieve.

CASTILLA Y LEÓN
La nieve llegó en la tarde de ayer a varios puntos de Castilla y León, de forma rápida pero intensa, provocando problemas de circulación en autovías ya autopistas que conectan Segovia y Ávila con Madrid y la Ruta de la Plata (A-66).

Estas estuvieron cortadas durante varias horas, ya que las calzadas no eran transitables dejando vehículos atrapados en ellas. Por la tarde noche, en la zona de Béjar, la A-2, que permanecía cortada desde las 19.00 horas en un tramo de cuatro kilómetros en Esteras de Medinaceli (Soria).

23A
23A

La Guardia Civil tuvo que embolsar vehículos en la Autovía del Noroeste (A-6) en La Portela de Valcarce (León), prohibiendo el tráfico pesado en Pardilla (Burgos), en Cogollos y entre Cardeñajimeno y la ciudad de Burgos, en esta provincia; la A-50, la AV-20 y la N-403 en la capital abulense, la N-502 en Mengamuñoz y Cuevas del Valle, la N-110 en Villatoro, en la provincia de Ávila; la A-6 en La Portela de Valcarce (León); la A-2 en Aguilar de Montuenga y Benamira y la N-110 en Fuentecambrón (Soria), entre otras.

Los copos se dejaron ver, aunque no cuajaron, en ciudades como, Burgos, Valladolid y Salamanca, mientras se cubrieron de blanco, otras como Ávila y Segovia, donde se registraron problemas circulatorios que obligaron a los servicios municipales a emplearse a fondo para restablecer la normalidad. No obstante, la subida de las temperaturas hizo que la nieve comenzara a derretirse por lo que la estampa invernal duró poco tiempo.