Nieve acumulada en el Puerto de Navacerrada. / E.A.
Publicidad

El invierno se ha adelantado en la provincia de Segovia, al igual que en el centro y norte peninsular, y hoy han llegado las primeras nieves de la temporada, que han dificultado el tráfico en varias carreteras. Los termómetros también han experimentado un brusco descenso en las temperaturas, con un frío intensificado por las fuertes rachas de viento que se han registrado a lo largo de la jornada.

La acumulación de nieve, según informaba por la mañana Europa Press, ha hecho necesario el uso de cadenas para circular por la carretera CL-601 (Valladolid-Puerto de Navacerrada) a su paso por el término de Valsaín, según los datos aportados por la Dirección General de Tráfico. Se trata de la vía de la red de carreteras que atraviesa Castilla y León que tiene mayor dificultad para la circulación, por lo que se ha ordenado el uso de cadenas y se ha prohibido el tráfico de camiones, autobuses y vehículos articulados. También en la carretera N-VI (Madrid-A Coruña), a su paso por Villacastín, ha habido que circular con prudencia por la acumulación de nieve.

Otro punto de la provincia en el que también hay que extremar la precaución en la conducción es la A-1 (Madrid-Irún), en la localidad segoviana de Boceguillas.

En la carretera A-601 (Valladolid-Segovia), conocida como la autovía de Pinares, se produjeron algunas incidencias entre vehículos, a la altura de Pinarejos, ya por la tarde, cuando continuó cayendo nieve o agua nieve.

La nieve ha hecho acto presencia en casi todos las localidades de Segovia, pero el manto blanco ha ido desapareciendo, y siendo sustituido por la lluvia. Así, en Segovia capital y su Alfoz no se han registrado incidencias que reseñar, aunque es aconsejable conducir con prudencia.

Por su parte, la compañía Autopistas ha activado un dispositivo de seguridad vial en las autopistas AP-6, AP-61 y AP-51 que atraviesan la provincia de Segovia, para hacer frente a posibles nevadas previstas para estos días. En total, el operativo ha puesto en marcha cuatro bases de vialidad invernal y cuenta con más de 84 profesionales y 31 máquinas quitanieves, que empezaron a realizar trabajos de prevención. El dispositivo se coordina desde el Centro de Operaciones y Seguridad Vial de San Rafael, en El Espinar, que monitoriza el tráfico de estas vías las 24 horas del día, los 365 días del año.

La compañía ha activado este dispositivo con el objetivo de garantizar la seguridad de los conductores, y aconseja extremar la precaución en la conducción y preparar con antelación los desplazamientos. Asimismo, pone a disposición de todos los usuarios información del tráfico en tiempo real para que conozcan de primer mano cualquier incidencia que se produzca en la vía. Para ello, la AP-6, la AP-61 y la AP-51 cuentan con paneles informativos que se encuentran ubicados de forma estratégica a lo largo de la autopista, un teléfono de atención al cliente, la web, canales de Twitter y Linkedin y la nueva App autopistas en ruta.