Agentes de la UME y de la Guardia Civil, a la entrada de Segovia. / ROCÍO PARDOS

La borrasca Filomena se encuentra desde ayer, viernes, asentada de lleno en el centro peninsular y, por consiguiente, sobre Segovia. Su presencia comenzó a sentirse al mediodía descargando algunos copos de nieve en la zona de la Sierra, entrando por El Espinar, para extenderse progresivamente por toda la provincia, hasta cubrir de blanco toda la geografía.

A pesar de los avisos por la llegada del temporal, resultó inevitable que el frío hiciera perenne la nieve y complicara la circulación en algunas carreteras en momentos puntuales. Tanto en la red principal como en vías secundarias era preciso extremar la precaución, y se requerían cadenas en las vías próximas a los puertos. Otras quedaron cerradas por la tarde, como las de acceso a Navacerrada o al alto de Navafría.

Desde las distintas administraciones se dispusieron todos los medios disponibles para hacer frente al temporal.

Una de las primeras medidas en adoptarse ayer fue el embolsamiento de camiones en zonas de estacionamiento, para evitar que se colapsaran las vías de acceso a Madrid y en las autopistas entre Segovia y Madrid. Así, el sector de Tráfico de la Guardia Civil cortó la circulación al tráfico pesado en la Autovía del Norte (A-1) y obligó a estacionar camiones en el área invernal de Boceguillas, kilómetro 118, donde a primera hora de la tarde, había 110 vehículos, lo que suponía una ocupación del 25 por ciento. Un porcentaje similar había en Santo Tomé del Puerto (kilómetro 99 de la A-1), con 90 camiones estacionados. En Villacastín, a la altura del kilómetro 89,8 de la AP-61, había a primera hora de la tarde, una docena de camiones obligados a parar; y en este mismo término municipal, junto al kilómetro 227,5 de la N-110, se contabilizaban 25 camiones, con una ocupación del 11%.

Por otro lado, desde el Ministerio de Defensa se desplazó al Quinto Batallón de Intervención en Emergencias (BIEM V) de la Unidad Militar de Emergencias (UME) al polígono de Baterías, en Segovia capital, con la finalidad de estar en disposición de apoyar a las autoridades de Castilla y León ante las previsiones meteorológicas actuales. La primera actuación que llevaron a cabo ayer fue el desvío de camiones de la autopista al polígono industrial de Hontoria para evitar que se cruzaran en la SG-20 y carreteras próximas, ya que el estado por la tarde era bastante malo. Su llegada supone un despliegue adelantado de una Unidad de Intervención en la ciudad de Segovia, con el fin de estar en disposición de proporcionar una respuesta rápida y oportuna a la zona en caso de ser necesario. Este despliegue adelantado está organizado en base a un Subgrupo Táctico (SGT) compuesto por el Puesto de Mando (PC), una Sección de Intervención (SIEN) y un Núcleo de Apoyo (NAPO). En total lo conforman 74 militares y 36 vehículos.

Las administraciones públicas tienen desplegados sus operativos materiales y humanos. Desde el Ayuntamiento de la capital se cuenta con 25 máquinas preparadas para retirar nieve y 350 toneladas de sal para extender por las principales calles. Entre la maquinaria pesada cuenta con una decena de vehículos de FCC, más 13 de empresas locales. Además se dispone de dos pick-up del Parque de Bomberos y de la entidad local de Revenga

Por su parte, la Diputación tuvo ayer circulando por toda la provincia seis camiones quitanieves pertenecientes al parque de Segovia y uno del parque de Cuéllar.
En cuanto a la Junta de Castilla y León, el Servicio Territorial de Fomento cuenta con 145 profesionales, de los que 56 son personal de carreteras y 89 son agentes medioambientales y celadores de medio ambiente. A este contingente hay que sumar 154 voluntarios de las agrupaciones de Protección Civil de la provincia. En cuanto a medios materiales se suman las 17 máquinas quitanieves, ocho vehículos, siete autobombas y 17 almacenes de fundentes propios. La Gerencia de Emergencias Sanitarias cuenta con 12 ambulancias, dos de ellas con soporte vital avanzado y el resto de soporte vital básico. Y la Gerencia de Asistencia Sanitaria dispone además de 7 ambulancias convencionales y 22 ambulancias de transporte colectivo.

Los principales problemas se pueden producir este sábado con las precipitaciones más copiosas, por lo que crecerán las dificultades de movilidad.