Publicidad

Los distintos conciertos y actuaciones musicales sirvieron para marcar el ecuador de la programación navideña en Segovia, donde ayer jueves llegaron hasta coincidir tres ofertas distintas en otros tantos puntos distintos.

Por un lado, la iglesia de San Justo acogió la actuación conjunto vocal e instrumental Algarabía a las 20:00 horas. Con entrada libre, el templo se llenó de público.

A la misma hora, en el centro Cívico de Hontoria comenzaba un concierto de la orquesta de Pulso y Púa ‘Cuerda para rato’, también con entrada gratuita.

Y media hora después, a las 20:30 horas, se ofrecía en el teatro Juan Bravo, en la plaza Mayor, la actuación de la orquesta Ciudad de Segovia, dirigida por Eugenio Uñón y Álvaro Mendía. La actuación forma parte de la oferta de la Sociedad Filarmónica de Segovia, con la colaboración del Ayuntamiento de la capital y de la Diputación provincial. Las entradas tenían un precio de 18 a 22 euros.

Se trata de una actuación que representa ya una tradición en el teatro nacido hace más de cien años. Por primera vez en su corta Historia, el grupo ofreció un repertorio en el que los valses y las polcas llevan al público la alegría del inicio de un nuevo año.

Tal y como ya adelantaron hace un par de semanas el presidente de la Diputación, Miguel Ángel de Vicente, la alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, y la presidenta de la Sociedad Filarmónica de Segovia, Carmen Gruber, responsables de la celebración de estos dos conciertos, en los que las tres entidades son copartícipes de una u otra manera.
El concierto podrá volver a disfrutarse hoy viernes día 3, a partir de las 20:30 horas también.

Se trata de dos conciertos que marcados por el entusiasmo y la motivación que ha puesto en su repertorio una orquesta formada por más de medio centenar de músicos que, o bien son segovianos, o bien guardan un importante vínculo con la provincia.

Los intérpretes de la OCSE, de edades muy variadas y trayectorias diferentes en el mundo de la música, han preparado para estos dos conciertos un programa que incluye piezas de los Strauss, Tchaikovsky, Adam, Waldteufel, Khachaturian o Franz Gruber, entre otros, con el que tratan de que el público segoviano salga del Juan Bravo, como mínimo, igual de satisfecho que el año pasado, en el que la Orquesta Filarmónica de Valladolid dejó una grata impresión con un concierto que incluyó varios apuntes didácticos sobre la selección de las obras. “Las orquestas que han venido hasta ahora incluyen Segovia como una cita más dentro de sus giras, pero lo que está preparando la Orquesta Ciudad de Segovia es un concierto único”, señalaba Carmen Gruber, como factor especial de estos conciertos, en la presentación de los dos recitales.

La Orquesta Ciudad de Segovia, de apenas dos años de vida, se estrenó ante el público en el Teatro Juan Bravo y éstas serán la tercera y la cuarta vez que se sube a su escenario. Entre sus participaciones más importantes desde su creación en 2017 figuran sus actuaciones en el MUSEG 2018, en la Semana de Música Sacra de Segovia de 2019 y en el Festival de Música Española de Alcobendas en el mismo año.