Cándido López prepara su establecimiento, con el Acueducto de testigo. /KAMARERO
Publicidad

“La movilidad es la base del turismo”. Así de contundente se muestra Cándido López, que regenta el famoso Mesón Cándido de Segovia, uno de los restaurantes más conocido en el mundo entero, y que recibe a lo largo del año a miles de visitantes. Y es que la mayoría de los establecimientos hosteleros de la capital y la provincia coinciden en subrayar la importancia de que la gente se pueda mover entre provincias y comunidades para que un sector como el de la hostelería se ponga en marcha tras tres meses parado por la crisis sanitaria del Covid-19, y lidere de nuevo la economía de esta provincia. Marisa Duque, propietaria de otro de los emblemas de la ciudad, el Restaurante Casa Duque, considera que la “libertad para movernos” es fundamental para el ser humano.  Y opina de forma similar, Rocío Ruiz, responsable del Restaurante José María, en pleno centro de la ciudad, famoso también por sus exquisitos vinos y sus elaborados platos segovianos. “Para nosotros es muy importante que los ciudadanos de toda España, y especialmente de Madrid, puedan moverse entre provincias, porque forman parte de nuestra clientela, junto a los segovianos”, afirma.

La decisión de la Junta de Castilla y León ayer, de no incluir la provincia de Segovia entre los territorios que pasen a la fase 3 de la desescalada el próximo lunes, retrasa un poco los planes de apertura de los restaurantes, ya que la movilidad entre provincias seguirá prohibida. Sin embargo, los restauradores segovianos llevan ya unas semanas trabajando en el acondicionamiento de sus locales, para que cuando puedan abrir, todo el personal esté formado para trabajar en la “nueva normalidad” y los clientes entren en los establecimientos con todas las garantías de seguridad, y con la confianza de que van a disfrutar de la hospitalidad segoviana y de la rica gastronomía de la provincia.

Algunos ya tienen pensado el día que quieren reabrir, y tienen la esperanza de poder hacerlo. Es el caso del Mesón Cándido, que tiene pensado abrir sus puertas el próximo 24 de junio, festividad de San Juan, un día muy especial para Segovia. “Nos gustaría mucho por lo que ese día representa para Segovia, y ya estamos preparando todo, en base a las medidas que establece el protocolo ‘Restaurante Seguro’ elaborado por el Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE)”, comenta Cándido López. Este protocolo se centra principalmente en mantener la distancia social y en los equipos de protección. Este establecimiento, con un aforo total de unos 400 comensales, reabrirá ofreciendo hasta 280.

Habrá que esperar un poco más para poder disfrutar de todo lo que ofrece Casa Duque. Marisa Duque explica que su intención es abrir el restaurante a primeros de julio, para lo que este establecimiento centenario se está adaptando “a lo que nos dice la ley”. Este es un año especial para Casa Duque, ya que cumple 125 años abierto. Nunca se había cerrado, hasta que la pandemia del coronavirus les ha obligado a ello. Pero, en unos días  seguirán celebrando su aniversario, ya con sus clientes, a los que recibirán con todas las garantías de seguridad.

Con una capacidad para unos 450 comensales, Casa Duque tiene previsto abrir con el 40% del aforo, unos 180 clientes, que se distribuirán por los trece comedores con los que cuenta este restaurante de la Calle Real de Segovia. Marisa Duque es optimista, y conocedora de los atractivos turísticos que ofrece esta ciudad, cree que los ciudadanos volverán a disfrutar de Segovia.

Y también de establecimientos tan conocidos y acogedores como el Restaurante José María, que abrirá a finales de este mes, bien el día 22 de junio o bien el 29, festividad de San Pedro. Depende de cómo continúe la desescalada y cuando la gente se pueda mover entre territorios, se adelantará o retrasará la apertura de este establecimiento, porque todos “estamos un poco descolocados con pasar o no de fases”, comenta Rocío Ruiz. Ilusión y ganas no les faltan para volver a retomar la rutina y acoger de nuevo a sus clientes con todas las garantías. Para eso trabajan estos días, para acondicionar sus salones y retomar su importante labor, siempre con prudencia. Y reservas no les faltan, así que en breve se encenderán los fogones.