La ministra y el consejero de Fomento observan fotografías del socavón que se originó en el barrio de San MIllán y que mostró el concejal de Obras del Ayuntamiento de Segovia. / Kamarero

La ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias, visitó ayer Segovia para dar cuenta de su gestión en las obras de emergencia que su departamento ha cofinanciado para reparar la bóveda del arroyo Clamores en el barrio de San Millán, donde está soterrado, dañado por la dana de finales de agosto del año pasado. Esta intervención, llevada a cabo por el Ayuntamiento de Segovia, ha tenido un coste de cerca de 600.000 euros y el Gobierno de España ha aportado algo más de 270.000 euros.

La ministra fue recibida primero en la Subdelegación del Gobierno por la subdelegada, Lirio Martín y la alcaldesa, Clara Luquero, antes de trasladarse a San Millán, donde esperaban el consejero de Fomento y Medio Ambiente de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, acompañado, entre otros, por el viceconsejero de Infraestructuras y Emergencias, José Luis Sanz Merino, representantes de la Asociación de Vecinos de San Millán, con su presidenta Francisca Cubo a la cabeza, o responsables de la empresa segoviana SEGESA, que ha acometido los trabajos de emergencia en este punto.

Luquero ha recordado a los asistentes que una gran tormenta de lluvia y granizo afectó gravemente al centro peninsular y causó importantes inundaciones en la capital.

La fuerza y el caudal del agua de lluvia en el curso del arroyo Clamores, soterrado, arrasó la bóveda y horadó el terreno hasta provocar el colapso del firme, a la altura del meandro que ‘esquiva’ un edificio residencial de la plaza de Aurelio Hernández, en el conocido como polígonos de viviendas sociales de San Millán. Doce vecinos del inmueble fueron desalojados en un primer momento por motivos de seguridad pero pudieron regresar a sus casas 24 horas después, una vez que, inspeccionada la zona por bomberos y técnicos municipales, se comprobó que la estructura del edificio no sufría daños.

Apenas a unos centímetros de la fachada, un enorme socavón de diez metros de diámetro y diez metros de profundidad dejaba ver entonces en su interior una oquedad abierta hacia el garaje, que literalmente se tragó dos vehículos –un turismo y una furgoneta que se encontraban estacionadas allí cuando colapsó el firme–.

Junto a la tapa de hierro fundido de 2,70 x 2,70 metros que se colocó justo en la zona en la que se produjo el hundimiento del firme –y cuyas obras finalizaron a principios de marzo–, la ministra subrayó que “ante estas situaciones el Gobierno de España ha intentado dar una respuesta lo más rápida posible. Quería estar y quiere estar no solamente cuando se produce la emergencia, a través de la respuesta coordinada de administraciones, sino que lo importante es estar también después, para cubrir daños, en este caso de infraestructuras municipales que han tenido un impacto muy importante”.

Afirmó que desde que tomó posesión como ministra ha impulsado todas las ayudas para paliar los daños por catástrofes y que en este momento “estamos prácticamente al día”. En el caso de Segovia calificó de “tiempo récord” el abono de los más de 270.000 euros del coste de las obras de emergencia.

Ante la posibilidad de otra aportación económica del Gobierno de España para garantizar el buen estado de la bóveda y del trazado del Clamores en sus 4 kilómetros bajo tierra, Darias informó de que su Ministerio “tiene muy tasadas” las intervenciones y estas se llevan a cabo “cuando hay daños producidos por catástrofes. Estamos abiertos siempre en nuestras competencias, no en otras”, dijo.

Por su parte, el consejero de Fomento, al igual que la alcaldesa o la propia ministra, destacó la colaboración entre administraciones para solucionar los problemas de la ciudadanía. Reconoció, además, “la interlocución” directa de Darias con el presidente Fernández Mañueco durante la pandemia.

La ministra Darias destaca el rápido apoyo a Segovia ante una emergencia
La ministra y el resto de autoridades, ayer en la tapa de hierro fundido colocada en el barrio de San Millán. / Kamarero

Con Fernández Mañueco

El presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha trasladado a la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias, la necesidad de la convocatoria de forma “urgente” de una Conferencia de Presidentes autonómicos y la aprobación de un plan de choque para los sectores más castigados por la Covid.

En ese plan de choque participarían las distintas administraciones, tanto el Estado, como las comunidades autónomas y las entidades locales “en función de su gasto público”, según Fernández Mañueco, que se reunió en Valladolid antes de que la ministra se desplazara a Segovia.

En la capital vallisoletana se reunió también con el delegado del Gobierno en Castilla y León, Javier Izquierdo, que después la acompañó a Segovia, ciudad donde la ministra hizo una valoración muy positiva de la aprobación en el Congreso de los Diputados del dictamen de los Presupuestos Generales del Estado (cuya tramitación pasa ahora al Senado) y destacó que “ante el mayor reto de país tenemos unos presupuestos a la altura de lo que necesita el país”.

Además de calificarlos como “progresistas y tremendamente sociales”, informó de que su Ministerio repartirá 600 millones de euros a las Comunidades Autónomas y entidades locales entre 2021 y 2023. Solo el año que viene está prevista una dotación de 92 millones para estas últimas, según ha comentado Darias.