Este año, el Covid-19 hará que los estudiantes estén más separados que en convocatorias anteriores. /KAMARERO
Publicidad

El número de alumnos segovianos que se ha matriculado para realizar la Evaluación del Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EBAU) ha aumentado un 21 por ciento en la convocatoria que se desarrolla esta semana, los días 1,2 y 3 de julio, con respecto a la realizada el pasado año.

En esta selectividad que el Covid-19 hace distinta, la inscripción alcanza a 862 alumnos, mientras que en junio de 2019 fueron 709 los matriculados. De acuerdo a los datos aportados por la vicerrectora de Estudiantes de la Universidad de Valladolid (UVa), Mª Ángeles Sobaler, y el responsable de Pruebas de Acceso, Ricardo Josa, en todo el distrito UVa se presentan a la prueba 4.939 estudiantes (752 en Palencia, 862 en Segovia, 507 en Soria y 2818 en Valladolid), un 22% más que en la misma convocatoria del pasado año. Respecto a las personas implicadas en el proceso, la Universidad cuenta con cerca de 600 entre miembros de tribunales, correctores, vigilantes, conserjes y vocales de centro. En Segovia participan más de 100 personas en su organización y desarrollo.

Entre los aspirantes segovianos hay 835 que proceden de Bachillerato y de estos, 679 hacen la prueba de acceso a la universidad, antes denominada Selectividad, ahora EBAU, y también la fase de subir nota; mientras que 109 solo se presentan a las materias obligatorias, y 47 solo a las que pueden mejorar su expediente. Hay además 27 estudiantes de ciclos de Formación Profesional que únicamente se presentan a la fase que permite subir puntos en las notas. De esta forma, no todos los alumnos realizan todas las pruebas, pero si es verdad que hoy, día de estreno de la ‘selectividad de la mascarilla’, se vive la jornada más intensa y concurrida en las tres sedes habilitadas en Segovia, de las que dos están ubicadas en el Campus María Zambrano, y una en el instituto Andrés Laguna, que acogió su última selectividad en junio de 2012. El campus de la UVa se ha preparado para recibir esta mañana a medio millar de alumnos y el instituto, a unos 250. Los alumnos de los institutos de Cuéllar están citados en el Aulario ‘Campus Esgueva’ de Valladolid.

Los estudiantes están citados a las ocho de la mañana. Cada vocal de centro ha quedado en un punto concreto cerca de su sede de examen con los alumnos de su instituto para entrar con horarios espaciados y en fila. Se trata de minimizar los riesgos de la aglomeración y cumplir las normas de distanciamiento social y seguridad de las personas, establecidas para evitar la propagación del nuevo coronavirus. Por este mismo motivo se ha reducido el número de alumnos en cada aulas y se ha multiplicado los espacios dedicados a esta prueba, hasta casi invadir todas las clases del Andrés Laguna o entrar en zonas comunes como el gimnasio y la biblioteca del campus María Zambrano.