La manta, material escolar

La Federación de padres de alumnos reclama la presencia de expertos que midan la concentración de CO2 en las aulas o la instalación de sistemas de filtrado de aire para procurar el confort térmico

Los estudiantes han incorporado este curso a su equipación escolar mantas, chales y bufandas para combatir el frío en las aulas que deben ser ventiladas periódicamente durante la jornada lectiva para evitar contagios del Covid-19. Los Reyes Magos reforzarán la dotación a más de un alumno al ver las bajas temperaturas con las que ha comenzado el año y a las que tendrán que hacer frente en la reanudación del curso el día 11 de enero.

La Federación de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos de Segovia, Fedampa Antonio Machado, se hace eco de esta situación e incluso se ha llegado a plantear la adquisición de equipos de filtrado de aire para garantizar el confort térmico en las aulas. Sin embargo, el colectivo de padres entiende que la compra de estos aparatos y su instalación es competencia de la Consejería de Educación por lo que ha solicitado al departamento de Rocío Lucas que adopte esta medida.

“Consideramos que sería positivo que se faciliten medidores a los centros, o expertos que midan la concentración de CO2, para saber cuánto sería necesario ventilar, ya hay muchas diferencias entre las aulas y en algunas no es tan fácil conseguir la ventilación cruzada óptima”, ha explicado la presidenta de la Fedampa, Noelia del Barrio. La respuesta de la Consejería es que se trata de instalaciones costosas en tiempo y dinero y que la ventilación cruzada hoy en día se presenta como la mejor manera de prevenir.

Hay que señalar que varios sindicatos también han abogado por la colocación de sistemas de filtrado de aire y medidores que ayuden a cuantificar el riesgo de contagio de virus que hay en un espacio cerrado.

La Federación, que agrupa a cerca de 80 asociaciones y unas 5.500 familias, insiste en la petición pero no pone en duda en ningún momento la necesidad de ventilar los centros. “Aceptamos —dicen— la evidencia científica que señala la ventilación como el método más eficaz para prevenir el contagio en espacios cerrados”.

Ante la próxima reanudación del curso, Fedampa hace un llamamiento a la paciencia y comprensión de familias y alumnado. “Sabemos —manifiesta el equipo de Noelia del Barrio —que en muchas ocasiones la incomodidad por el frío puede generar muchos problemas pero hoy en día parece que es la mejor manera de prevenir y conseguir que las aulas sean espacios seguros”.

Por su parte, el director provincial de Educación recuerda que la ventilación debe hacerse al principio y finalización de la jornada lectiva, en el periodo de recreo y entre clase y clase. “No tienen que estar abiertas las ventanas permanentemente”, aclara Diego del Pozo.

 Análisis

Al analizar el primer trimestre  del curso, la Fedampa ‘Antonio Machado’ valora que ha habido refuerzo de personal en comedores, transporte y limpieza; se cumplen en general las distancias de seguridad, y no tienen conocimiento de incidencias en la organización de entradas, salidas y recreos. El colectivo de familias remarca que todos los centros tienen protocolos y planes de contingencia Covid, que se han dado a conocer mayoritariamente a través de la web y en algunos casos con notas informativas a las familias o explicándolo a los alumnos.

Con carácter constructivo, los padres reprochan que en la elaboración de estos planes no se haya contado con las familias ni se haya pedido su opinión sobre medidas o propuestas. Además, aseguran que la falta de profesorado en algunos centros de Secundaria está siendo un problema que “no se ha abordado con previsión y antelación suficiente”. Esta falta de profesorado se vio en los comienzos de curso pero también a lo largo del trimestre en las sustituciones que en muchos casos están tardando más de 10 días en cubrirse, recriminan