Procesiones Jueves Santo
Procesiones Jueves Santo

A contrarreloj y con la mirada puesta en el cielo, pero los pasos se pudieron celebrar. Las condiciones meteorológicas no fueron impedimento para que las distintas cofradías recorrieran el Jueves Santo las calles de la capital bajo la mirada de los asistentes en una cita marcada por el fuerte viento y la alerta de lluvia.

Así y, tras la reunión llevada a cabo en la misma mañana entre la Policía Local junto a distintos representantes de la Junta de Cofradías, se tomó la decisión desde la cautela y la prudencia de modificar el programa previsto, tanto en horarios como en recorridos. El objetivo, adelantarse a dicho aviso por precipitaciones y que los traslados de los pasos hacia la Catedral no tuviesen que ser suspendidos. Dicho y hecho.

De esta manera y, a eso de las 17:00 horas de la tarde, la Cofradía del Santo Cristo del Mercado dio el pistoletazo de salida dos horas antes de lo estimado desde la ermita del barrio. Los cofrades portaron al Cristo en andas y cubierto por distintos plásticos con el firme objetivo de que no se mojase.

Tras ellos, fue el turno de los antiguos alumnos Maristas (Ademar), que optaron por prescindir de su tradicional Vía Crucis y convocaron a sus cofrades a las 17:30 horas en las instalaciones del colegio. Los pasos fueron portados sobre ruedas y su salida se produjo pasadas las 18:00 horas. Hora y media después, la procesión llegó al Acueducto y a eso de las 20:00 horas de la tarde hicieron su entrada a la Catedral.

Sólo 30 minutos antes de su hora estimada, llegó el turno de la Cofradía de la Piedad. La comitiva comenzó su paso desde el barrio de San José Obrero, lugar dónde se ubica su parroquia, y descendió por José Zorrilla para llegar al Azoguejo sobre las 19.30 horas. Algo menos de una hora después, la procesión puso punto y final a su desfile e hizo su entrada a una Catedral cada vez más concurrida a eso de las 20:15 horas y pese al inicio de las tímidas precipitaciones.

Desde la Nueva Segovia, la procesión de La Flagelación del Señor partió también a las 18:00 horas, aunque lo hizo desde el Parque de los Bomberos, en la avenida Gerardo Diego y no desde una avenida Vicente Aleixandré donde se establece su parroquia. La comitiva descendió por la calle José Zorrilla y poco antes de las 21:00 horas, la procesión abordó la Catedral.

La Cofradía de la Soledad al pie de la Cruz y del Santísimo Cristo en su Última Palabra, de San Millán, dio su salida a las 18:15 horas y los cofrades desfilaron únicamente acompañando la imagen del Santísimo Cristo y optaron por renunciar al recorrido previo por las calles del barrio para hacer acto de presencia en la Catedral antes de las 21:00 horas, logrado con éxito. Tanto que, con los estandartes abajo en vez de arriba a razón del fuerte viento, fue la primera cofradía en finalizar el recorrido.

Minutos más tarde, desde la Academia de Artillería, comenzó el recorrido la procesión de la Soledad Dolorosa, de Santa Eulalia. La comitiva, que tras descender por Teodosio el Grande y llegar a la Catedral tras previo paso por la Calle Real a eso de las 20:00 horas, comenzó su paso desde la calle Almira, frente a la plaza de Día Sanz y no por la puerta de Somorrostro como estaba previsto.
En último lugar, fue el turno de los cofrades de La Oración en el Huerto que, desde la plaza del barrio de San Lorenzo, partieron a eso de las 19:15 horas, casi una hora antes de la programación estimada.

La procesión, que también se vio obligada a acortar el recorrido, subió directamente a Vía Roma por la calle de Los Vargas y minutos antes de las 21:00 horas llegó a la Catedral.

En definitiva, una nueva jornada que sufrió distintas alteraciones y múltiples contratiempos con un plan alternativo que tuvo un guión y una ejecución efectuado con éxito.