El sector servicios tira del mercado de trabajo, especialmente en actividades como la hostelería en Segovia. / Rocío Pardos
Publicidad

El número de parados inscritos en las oficinas de Empleo de la provincia se redujo en 179 personas en julio en relación al mes anterior, con lo que la cifra de desempleados en Segovia se mantiene muy cerca de la barrera de los 6.000 –6.050–, según la estadística que ha publicado el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

Hay que destacar que esta cifra de parados es inferior en 1.400 personas a la de hace una década, al inicio de la crisis económica, pero también el descenso del desempleo registrado es sensiblemente inferior, ya que en julio de 2009 fueron 289 los inscritos en las dos oficinas de Empleo de la provincia (situadas en la capital segoviana y en Cuéllar) que salieron de la lista de demandantes de trabajo.

Hay que recordar, sin embargo, que en julio de 2006 la provincia se acercaba casi al pleno empleo con 3.573 personas registradas en las oficinas de Empleo, por debajo del 6% de la población activa en ese momento. Sin embargo, ese mes de julio de 2006 solo abandonaron las listas del paro 146 segovianos o residentes en la provincia.

En términos relativos, en Segovia el comportamiento del paro en julio de este año indica un descenso del 2,87% respecto al mes anterior (en Castilla y León cayó un 0,95% y en el resto de España un 0,14%).

En comparación con el mismo mes de 2018, el paro en Segovia ha bajado en 285 personas, un descenso del 4,50%, siendo en este caso peor el comportamiento del mercado laboral en la provincia que el que las estadísticas del Ministerio muestran en el conjunto de Castilla y León, donde el descenso del desempleo ha sido del 5,22% en el último año, aunque sí está por encima del experimentado a nivel nacional, donde ha bajado un 3,94% en los últimos doce meses.

En la Comunidad Autónoma, y en comparación con junio, el paro se redujo en todas las provincias excepto en Valladolid, donde el desempleo creció en 536 personas, es decir, un 1,87%.
En Ávila bajó un 2,99%, Burgos -0,44; León -1,94, Palencia -0,09, Salamanca -0,22, Soria, -1,31 y Zamora -5,55.

En relación con la situación un año antes, bajó también en todas las provincias de Castilla y León con especial incidencia en este caso en Zamora, donde hay 829 parados menos, una caída del 7,50%; seguida de Palencia (-6,6%) y Valladolid (-5,83%), Ávila (-5,56%) León (-5,30%) y Salamanca (-4,68%). Con descensos porcentuales más reducidos que Segovia se han situado en la variación interanual Burgos (-3,4%) y Soria, (-0,48%).

Perfil

En el perfil del parado que ha firmado un contrato de trabajo en el mes de julio en la provincia sobresalen los hombres mayores de 25 años pertenecientes al sector servicios, preferentemente, aunque con cierto peso también entre los que trabajan en la construcción.

En este sentido, hay que señalar que de los 179 desempleados menos registrados en las oficinas de Empleo, 120 son varones.

No en vano, el paro femenino suma un total de 3.637 mujeres frente a los 2.413 hombres.

En cuanto al desempleo juvenil, los menores de 25 años en paro superan el medio millar en la provincia, aunque en este caso está más equilibrado con 269 hombres y 242 mujeres.

Por sectores

El sector servicios (administración, hostelería, comercio, servicios financieros, etc.) es el que suma más población activa pero también el que nutre la lista del paro en Segovia de manera relevante, ya que los 4.217 desempleados registrados en las oficinas de Empleo en este sector de actividad suponen casi el 70% del total de parados en la provincia.

Han sido los servicios los que también han generado más empleo en el mes pasado, con 103 parados menos pero el paro se redujo en todos los sectores, siendo el de la construcción el siguiente en dinamismo (-47 desempleados), seguido de la agricultura (-25) y la industria (-13). Por el contrario, nueve personas sin empleo anterior se sumaron a la lista del paro de este colectivo.

Llama la atención que más de una quinta parte de este último, 153 personas, tiene más de 44 años y en su mayoría (135) se trata de mujeres.

210 menores de 25 años sin se encuentran también a la espera de su primer contrato de trabajo, según los datos que ha facilitado este viernes el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

La afiliación creció más el mes pasado que en todo el último año

Que el número de afiliados que se incorporaron a la Seguridad Social a lo largo del mes de julio, 1808 suponga casi el doble que toda la afiliación registrada en los últimos doce meses indica que el mercado laboral de la provincia tiene una alta estacionalidad y los contratos temporales están muy por encima de los indefinidos y las bajas (por jubilación, fallecimiento, despido, etc.) siguen siendo elevadas todos los meses.

El número medio de afiliados a la Seguridad Social en julio alcanzó la cifra de 63.910, casi un 3% (2,91%) más que en el mes de junio mes del año anterior, lo que supone una variación de 1.808 afiliados, según la estadística del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. En el resto de provincias de la Comunidad se registraron en el pasado mes las siguientes cifras medias de afiliación: Ávila (55.933), Burgos (151.038), León (161.488), Palencia (64.054), Salamanca (121.988), Soria 40.539), Valladolid (218.831) y Zamora (59.168).

En cuanto a la variación interanual, los 1.008 afiliados que ha ganado en la provincia la Seguridad Social, suponen un 1,60% más que en julio de 2018.

En términos interanuales también aumentó la afiliación en todas las provincias de Castilla y León, lideradas por Valladolid (2,06%) seguida de Ávila y Segovia (1,60), Salamanca (1,50), Soria (1,40), León (0,95), Burgos (0,69), Zamora (0,34) y Palencia (0,34).

Por regímenes

En el régimen general de la Seguridad Social, la provincia ha sumado en julio una media de 49.335 afiliados; de ellos, 45.236 pertenecen al sistema general, mientras que 2.813 se integran en el sistema especial agrario y 1.285 en el de empleados/as del hogar.

El número de trabajadores autónomos en Segovia asciende a 14.575, lo que supone 39 más que en junio y un incremento del 0,3%, mientras en Castilla y León no hubo variación y en España este colectivo se ha reducido en un -0,2% (-7.767 afiliados).

REACCIONES

Federacion Empresarial Segoviana

  • BUENAS EXPECTATIVAS. El descenso del paro es superior a las medias regional y sobre todo nacional. Para la FES, la estadística oficial del desempleo en la provincia “confirma las buenas expectativas que se manejan para el periodo estival, con un importante impulso por parte del sector servicios. Es un buen dato porque además el descenso es sensiblemente superior” al registrado en el conjunto de Castilla y León y del Estado.
  • DIÁLOGO SOCIAL. El nuevo Gobierno de Castilla y León debe continuar con el desarrollo de reformas estructurales. La Federación insiste en la necesidad de continuar con las políticas económicas desarrolladas en la región, amparadas y desarrolladas en el marco del Diálogo Social y que, sin lugar a duda, se han traducido en la creación de empleo estable y duradero. Por eso considera que la Junta debe continuar llevando a cabo políticas orientadas a fomentar la competitividad de las empresas, a impulsar la actividad económica y, en definitiva, a reforzar la capacidad de adaptación del tejido empresarial y con ella la creación de empleo.
  • MEDIDAS. Estabilidad. Por otra parte, la organización empresarial de Segovia apuesta porque las Administraciones impulsen medidas de flexibilidad, así como por la adaptación de la contratación a las necesidades cambiantes de cada sector, por la estabilidad institucional y el Diálogo Social como ingredientes generadores de riqueza, con el establecimiento de empresas, el consumo y el empleo.

Sindicatos Mayoritarios

  • COMISIONES OBRERAS. Los “pobres” datos del paro registrado en julio avalan la necesidad inmediata de contar con un gobierno estable y de izquierdas. CCOO de Castilla y León afirma que hace falta, a la mayor brevedad posible, un Gobierno estable y de izquierdas en el Estado que obtenga el mayor provecho posible al crecimiento económico del país y que cambie las normativas laborales vigentes y de la negociación colectiva para mejorar la situación de la clase trabajadora”, según Saturnino Fernández de Pedro, secretario regional de Empleo, Política Institucional y Diálogo Social del sindicato en la Comunidad Autónoma. Apostilla que los datos de paro, afiliación social y contratación “siendo positivos, no responden fielmente al actual crecimiento económico de Castilla y León ni del conjunto del Estado. Al igual que en los cuatro meses pasados, los resultados del mes de julio han sido muy inferiores a los de años anteriores en el mismo período y, por lo tanto, son decepcionantes e insuficientes”.
  • UNIÓN GENERAL DE TRABAJADORES. Temporalidad y alta cifra de paro femenino. El secretario de Política Sindical, Industrial y Empleo de UGT Castilla y León, Raúl Santa Eufemia, ha criticado que “la praxis generalizada del sector servicios en la región es la precariedad y la temporalidad” y que es “el sector que mayor nota de desempleo da en Castilla y León”. Ha resumido que “a nivel sectorial, si la industria y la construcción no despegan, el sector servicios se desmorona”. Asimismo, ha añadido como dato de “máxima gravedad” el del desempleo femenino en la región, que “se iguala en datos regionales a nacionales”, lo que se traduce en “un 60% de desempleadas”. Este secretario autonómico de Empleo de UGT también ha indicado, al evaluar los datos publicados por el Ministerio de Trabajo, que “cerca de 30.000 habitantes de Castilla y León cobran una prestación contributiva y 31.400 un subsidio”, pero ha señalado que “la mayor gravedad de la comunidad es que el 46% de los parados están sin ningún ingreso”.