La Leyenda se despide de su hogar hasta el año que viene

Después de superar todas expectativas la concentración sumó más de 9.000 inscritos y cerró una edición que pasará a la historia

Desfile de antorchas durante la noche del sábado en Cantalejo./ E.A.
Publicidad

La familia motera de ‘La Leyenda Continúa’ se ha despedido ya de Cantalejo, después de un fin de semana de hermandad y convivencia entre miles de moteros que un año más acudieron a la cita en la ciudad motera, a pesar del sobreesfuerzo que ha supuesto para muchos el viaje bajo la lluvia o la nieve desde sus lugares de origen hasta Cantalejo, y el frío intenso y la nieve que les han acompañado el fin de semana. Por algo son “pingüinos”, como a ellos mismos les gusta llamarse, “sino seríamos delfines”. En torno al fuego, y en un ambiente de camaradería entre colegas y amantes de las dos ruedas, la quinta edición de ‘La Leyenda Continúa’ en Cantalejo ha sido de nuevo un éxito de organización y, sobre todo, de participación.

Al mediodía, después de la entrega de premios y el último paseo por Cantalejo, el rugido de los motores abandonaba la localidad briquera, hacia los diferentes lugares de origen de los más de 9.000 moteros que se han dado cita en esta concentración.

Este dato supone un récord de inscritos en la concentración, pues mientas la estimación de la organización era la de llegar a unas 8.000 inscripciones, estas se han quedado cortas y hasta Cantalejo se han acercado la friolera de 9.142 personas

Como ha insistido Mariano Parellada, miembro de la organización de La Leyenda Continúa, “No hacemos esta concentración por el número de personas que se vayan a inscribir, la hacemos para que los que vengan disfruten de ella y cuantos más seamos mejor. Lo importante es disfrutar todos juntos de la pasión por las motos”.

Aunque para ellos las cifras no son importantes, el lograr batir su récord de inscritos es muestra del gran trabajo que se viene realizando, lo que a su vez consigue que esta concentración se haya asentado en el calendario invernal y haga que personas de todas partes del mundo se acerquen a ella.

Ni el frío ni la niebla han impedido una llegada masiva de motoristas a El Hoyal y desde la organización hacen un valoración más que positiva del desarrollo de la quinta edición de la concentración. “Como ya dije el sábado lo importante para nosotros es cumplir con las expectativas de la gente que se inscribe; si ellos están contentos, nosotros también”, comenta Parellada, que además asegura estar feliz por ver como hay tanta que gente que año tras año ya son fijos en la concentración y atraen a nuevos moteros que quedan ya enganchados para siempre.

Las últimas fogatas ya se apagaron, apenas se oye el ruido del tubo de escape de las motos y eso es sinónimo de que La Leyenda continúa ha finalizado, pero a partir de hoy la organización ya empieza a pensar en la próxima edición de ‘La Leyenda Continúa’, un proyecto de futuro que ha encontrado su sede estable en Cantalejo.