Un camión de basuras vacía un contenedor de vidrio en el centro de la capital. / Kamarero
Publicidad

Se acabó la parálisis. El Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales, (TARC), ha fallado a favor del Ayuntamiento de Segovia, tras la impugnación presentada por una de las empresas que optaba a la adjudicación del contrato de recogida de residuos y limpieza viaria. El Tribunal ha desestimado en su totalidad el recurso especial en materia de contratación interpuesto por Valoriza Servicios Medioambientales S.A. contra el Decreto de la Alcaldía 2020/02918, de 12 de mayo, por el que se adjudica el contrato de limpieza urbana, recogida y transporte de residuos domiciliarios y mantenimiento del vertedero el Peñigoso de la ciudad de Segovia.

Con esta sentencia se levanta la suspensión de los plazos y el servicio de contratación procederá ahora a preparar los detalles del contrato y a requerir la documentación pertinente a la empresa adjudicataria –FCC–, para posteriormente establecer una fecha para la firma en las próximas semanas.

En el pleno del pasado mes de febrero, la Corporación municipal dio el visto bueno a la adjudicación del servicio de recogida de residuos y limpieza viaria a la empresa FCC, con un presupuesto anual de 6.162.944,59 euros y un contrato a diez años. Del total del presupuesto, 4.327.132,58 euros se destinarán a mano de obra. “Este nuevo contrato va a suponer una mejora del servicio. Hemos tenido en cuenta criterios medioambientales y sociales, y se han incorporado importantes mejoras en los aspectos técnicos, las condiciones laborales, las frecuencias de recogida, la emisión de gases o el impacto visual y sonoro”, señalaba entonces el concejal de Medio Ambiente, Ángel Galindo.

Nuevo servicio

Entre las novedades que incluye el servicio, el pliego incorpora un Plan de Igualdad de oportunidades y trato entre hombres y mujeres, que contempla el acceso al empleo, promoción, formación, conciliación y prevención de la discriminación por razón de sexo. Se implementará, además, un Proyecto ‘empresa saludable’, basado en acciones como los cuidados básicos de la salud y estilo de vida saludable, y se incorporará un servicio lavandería externo para el vestuario del personal de calle.

El servicio renovará también su flota en busca de una mayor eficiencia energética y compromiso con el medio ambiente. En total, de los 57 vehículos con los que contará el servicio, 18 funcionarán con gas natural comprimido (GNC) y 22 serán eléctricos. Se instalarán contenedores de mayor capacidad, lo que se traducirá en un mayor volumen global disponible para los usuarios, y se llevará a cabo una prueba piloto para implantar el quinto contenedor (marrón) para restos orgánicos.

En la fracción orgánica-resto, el nuevo contrato incorpora una segunda recogida para establecimientos hosteleros los sábados, domingos y festivos. Se incrementa el número de islas completas y la frecuencia de recogida de contenedores de vidrio a dos veces por semana. Por otra parte, a partir de ahora será la empresa la que tenga que hacerse cargo de los restos vegetales de los jardines municipales.

Con el nuevo contrato se pondrá en marcha una experiencia piloto en la recogida de la fracción orgánica en el barrio La Albuera, extensible a todo el municipio. La fracción vidrio de hostelería en zonas céntricas se recogerá puerta a puerta, el cartón comercial se recogerá igualmente a través de un servicio similar al existente, y las fracciones orgánica-resto y envases ligeros se recogerán a través de contenedores que se colocarán siete veces por semana y cuatro veces por semana respectivamente.

Con el objetivo de minimizar el impacto visual, se instaurará un servicio de “quita-pon” en zonas monumentales con contenedores.