Los ciudadanos se inclinaron ante el estandarte como simbolo de su compromiso en la jura de bandera
Los ciudadanos se inclinaron ante el estandarte como símbolo de su compromiso en la jura de bandera. / NEREA LLORENTE

Aunque las normas sanitarias impidieron a los ciudadanos besar el estandarte de la Academia de Artillería, la inclinación de cabeza ante la enseña nacional no restó emoción al acto por el que cerca de un centenar de hombres y mujeres refrendaron este sábado, 4 de diciembre, su compromiso con la defensa de los valores comunes que unen a los españoles en la jura de bandera civil que se enmarcó en el acto militar con el que la Academia de Artillería celebró la fiesta de su excelsa patrona Santa Bárbara.

Dos años después, el centro de enseñanza militar volvió a la Plaza Mayor para compartir esta celebración con la ciudadanía en un acto seguido por decenas de personas que desafiaron al frío y la fina lluvia para ser testigos del regreso de los artilleros a las calles de la ciudad que les acoge desde hace 257 años.

El teniente general jefe de la Unidad Militar de Emergencias, Luis Martínez Meijide presidió el acto militar junto a la alcaldesa Clara Luquero , acompañados por el director de la Academia coronel Alejandro Serrano y una significativa representación de representantes de las instituciones y cuadros de mando del centro.

Fue el coronel jefe de la Academia quien tomó juramento a los ciudadanos que juraron bandera, para posteriormente abrir el paso de forma individual para que de forma individual concretaran su juramento ante el estandarte. Hombres, mujeres, jóvenes y personas mayores de toda condición pasaron con emoción ante la bandera, entre los que pudo verse al presidente de la Federación Empresarial Segoviana (FES) Andrés Ortega, que fue el último en tomar parte en la jura.

Tanto la alcaldesa Clara Luquero como el coronel Serrano subrayaron en sus intervenciones el valor y la importancia de este acto. Así, el director de la Academia recordó que la defensa de la Patria y del ordenamiento constitucional “es tarea de todos los españoles, cada uno en su ámbito, sumando esfuerzos en el día a día”, y señaló que las Fuerzas Armadas “somos la punta de lanza de un esfuerzo colectivo de toda una nación, y necesitamos el apoyo de nuestra sociedad en tal crucial tarea”.

Por su parte, Luquero destacó que el acto convierte la Plaza Mayor en “un lugar de compromiso con nuestros valores democráticos y constitucionales”, y tras asegurar que la bandera “es el símbolo de nuestra unidad y pertenencia a un proyecto común más allá de nuestras diferencias”, aseguró que no se puede honrarla “despreciando al diferente o desde la desigualdad”.

Al concluir el acto, el teniente general Martínez Meijide se dirigió a los ciudadanos que juraron bandera para transmitirles el agradecimiento de las Fuerzas Armadas por su compromiso como “españoles de bien” hacia la defensa de la Patria, y les transmitió un mensaje de ánimo para llevarlo adelante en el futuro y desde sus distintos ámbitos personales y sociales.