Iglesia San Juan Caballeros Obras KAM0538
Una lona tapa el andamio y el pórtico de entrada de esta iglesia románica convertida en museo. / Kamarero

La Junta de Castilla y León, a través del Servicio Territorial de Cultura y Turismo de Segovia, aborda la restauración de los elementos ornamentales del pórtico, en el arco de entrada del Museo Zuloaga, de la iglesia de San Juan de los Caballeros.

El contrato menor, por importe de 16.867,40 euros, fue adjudicado el pasado mes de octubre al restaurador Carlos Sanz Velasco, licenciado en Bellas Artes, y cuenta con financiación de los fondos FEDER de la Unión Europea.

El plazo de ejecución, según ha informado la administración autonómica, es de cinco meses, y se centra en el arco, paramento y canecillos del pórtico, todo ello, como el conjunto del templo, de piedra caliza. La finalidad es preservar y detener el deterioro de estos elementos decorativos.

Cultura ha considerado prioritaria la actuación al tratarse del acceso al Museo Zuloaga que se encuentra en esta iglesia románica catalogada como Bien de Interés Cultural (BIC).

Los trabajos realizados en otras iglesias del mismo periodo, con idénticos materiales y patologías, permiten acometer en la actualidad una intervención “mucho más rigurosa y efectiva”, indican en el Servicio Territorial.

La propuesta de intervención incluye la implantación de medios auxiliares, como los andamios que están colocados en el exterior, para la eliminación por medios mecánicos de los diferentes morteros no originales de la iglesia, empleados en rejuntados, reparaciones o reconstrucciones de volumen.

Esta labor incluye cualquier posible resto de enlucido de yeso conservado sobre la piedra u otros materiales potencialmente perjudiciales para la misma, con la finalidad de dejar al descubierto el verdadero estado de conservación del material original. A continuación, el restaurador procederá a un tratamiento de limpieza y desalación de la piedra, a la consolidación intergranular de la misma y a consolidar fragmentos que han sufrido procesos de disyunción de placas.

También está prevista una consolidación estructural de fragmentos desprendidos o con fisuras y reintegrar los volúmenes necesarios para evitar retenciones de agua, sellar fisuras, rellenar huecos resultantes de los procesos de alteración o cubrir tratamientos de consolidación estructural.

Por último se recuperarán los rejuntados que afecten a los elementos ornamentales tratados y se aplicará un patinado superficial en las zonas reintegradas que así lo requieran.