Plaza de Santa Eulalia
Fuente situada en el centro de la zona ajardinada de la plaza de Santa Eulalia. Al fondo, algunos de los edificios singulares que se encuentran en el área del futuro BIC. / Marta Herrero
Publicidad

La Junta de Castilla y León ha reiniciado el procedimiento para declarar Bien de Interés Cultural (BIC) a la plaza de Santa Eulalia con la categoría de conjunto histórico. Lo ha hecho a través de una resolución de la Dirección General de Patrimonio Cultural del 14 de diciembre que se publicó en el Boletín Oficial de Castilla y León (BOCYL) el lunes pasado.

Como se recordará, El Adelantado informó en julio de 2016 de que este expediente de BIC largamente demandado por los vecinos del barrio de Santa Eulalia pero también por colectivos y asociaciones ligados a la defensa del patrimonio cultural de la ciudad, se había retomado ese verano con la apertura de un periodo de información pública.

La Consejería de Cultura y Turismo avanzaba así por fin en un expediente heredado del Ministerio de Cultura cuando el Gobierno autonómico asumió las competencias en materia de conservación del patrimonio histórico y que se remonta a 1977.

Sin embargo, esta declaración de BIC choca con los intereses de la empresa propietaria de la conocida como Casa de los Buitrago, en el área de la plaza de Santa Eulalia, que mantiene desde hace tiempo un contencioso con el Ayuntamiento de Segovia por la conservación de este inmueble del siglo XVI.

En este sentido, ya en mayo de 2015, la citada sociedad había solicitado a la Junta de Castilla y León la caducidad del expediente de declaración de conjunto histórico-artístico pero esta lo desestimó con una resolución de la Consejería de Cultura y Turismo en junio de ese mismo año en la que además mantiene el régimen de protección previsto para los bienes declarados de interés cultural, tal y como prevé la Ley 12/2002 de Patrimonio Cultural de Castilla y León para aquellos que tienen incoado un expediente de BIC.

Mientras tanto, el procedimiento administrativo continuó su curso y el Consejo de Gobierno de Castilla y León aprobó en febrero del año pasado la declaración de Bien de Interés Cultural con la categoría de conjunto histórico para la citada plaza, delimitando el entorno de protección en el que obviamente se incluye la Casa de los Buitrago.

Eso lleva a la sociedad propietaria de este edificio a ampliar su recurso y a pedir también la nulidad de este acuerdo del Gobierno autonómico.

El pasado mes de octubre, la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, con sede en Burgos, se pronuncia desestimando el planteamiento de la empresa en lo relativo a la resolución de junio de 2015 pero estimando la nulidad del acuerdo de febrero de 2017 por la excesiva demora en la resolución del expediente administrativo de BIC. Eso ha supuesto la caducidad y el archivo del mismo.

Aunque se trata de una sentencia recurrible ante el Tribunal Supremo la Dirección General de Patrimonio Cultural de la Junta ha decidido reiniciar el procedimiento de nuevo y de ahí la resolución que publicó en el BOCYL el mismo día de Nochebuena.

Características

El anexo que justifica la declaración de BIC sigue las mismas pautas del expediente anterior. En este sentido, señala que “el arrabal de Santa Eulalia constituye un singular ejemplo de arrabal de mercado, que conserva y mantiene en gran medida la huella y memoria histórica de este tipo de asentamientos. Con centro en la plaza de Santa Eulalia, conserva la iglesia del mismo nombre y alguno de los soportales de la antigua plaza, así como interesantes ejemplos de arquitectura civil de los siglos XVI y XVII y de arquitectura popular urbana desarrollada hasta el siglo XIX”.

Reitera que este conjunto urbano reúne de forma singular y relevante las características definidas por la Ley de Patrimonio Cultural de Castilla y León, al conformar una unidad de asentamiento continua comprendida en una unidad superior de población, condicionada por la trama urbana de los arrabales extramuros de la ciudad segoviana del Siglo XVI.

Añade, además, que supone “la última presencia de una estructura física de la evolución de una comunidad, siendo testimonio de riqueza cultural al tratarse de un asentamiento estratégico histórico dentro de Castilla y León”.

Ese mismo anexo hace referencia expresa a la Casa de los Comuneros hermanos Buitrago, en la esquina entre la plaza de Santa Eulalia y la calle de San Antón, datada entre finales del Siglo XV y principios del XVI. Destaca su fachada a la plaza, con portal enmarcado mediante arco de medio punto, ejecutado con grandes sillares de jambas y dovelas de arco, enmarcado con un alfiz.

40

Son los años transcurridos desde que se inició el expediente administrativo por Resolución de la Dirección General del Patrimonio Artístico, Archivos y Museos del Ministerio de Cultura el 16 de diciembre de 1977 (publicada en el BOE del 4 de febrero de 1978)

Precisamente, la empresa recurrente en su demanda intenta restar importancia a los elementos patrimoniales de la plaza para evitar su catalogación como conjunto histórico. Pone de manifiesto algunos errores advertidos en los informes de expertos presentados por instituciones académicas para incorporarlos al procedimiento.

Señala, además, esta sociedad que la plaza de Santa Eulalia es de creación relativamente reciente y sus construcciones modernas, salvo una que data del siglo XVI y sostiene que no es cierto “que exista ningún conjunto histórico formado por ejemplos de arquitectura civil de los siglos XVI, XVII y XVIII; los que había han sido destruidos sistemáticamente a lo largo del siglo XX”.

Se muestra igualmente contraria a que el conjunto de la plaza y su entorno se corresponda con una unidad de asentamiento, ni con un arrabal de mercado, y recalca que la plaza se configuró como tal en la segunda mitad del siglo XIX.

Inventario

Hay que señalar, que la resolución de la Dirección General de Patrimonio Cultural del pasado día 14 establece que si durante la tramitación del procedimiento se demuestra que la plaza de Santa Eulalia no reúne de forma singular y relevante las características que definen el patrimonio cultural de Castilla y León por Ley “pero mereciera una especial consideración por su notable valor cultural y, por lo tanto, susceptible de ser incluida en el Inventario de Bienes del Patrimonio Cultural” de la Comunidad, se continuará el expediente siguiendo los trámites previstos.