El vicepresidente, portavoz y consejero de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior, Francisco Igea, y las consejeras de Sanidad, Verónica Casado, y de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, comparecen en rueda de prensa telemática posterior al Consejo de Gobierno. EFE/R.García

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, ha adelantado este jueves que en el día de mañana planteará a los alcaldes de los grandes municipios y a los representantes de las diputaciones nuevas medidas respecto a “limitaciones de movilidad“, en referencia a un cierre perimetral de las provincias de la Comunidad.

Así lo ha trasladado el vicepresidente de la Junta en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, donde se le ha preguntado por otras medidas -además de las ya aprobadas en materia de hostelería, comercio y centro deportivos- para reducir la movilidad de los ciudadanos y los contactos sociales.

Sin embargo, Igea no ha dado mas detalles de las medidas que se tomarán tras la reunión con los alcaldes municipales y los representantes de las diputaciones, aunque sí ha querido remarcar que el objetivo de las restricciones siempre será “bajar la actividad, bajar la movilidad y bajar los contactos“.

Sí ha reconocido el vicepresidente que la Junta ya ha contactado con la Delegación del Gobierno en Castilla y León para conocer la disposición de la institución para controlar carreteras y otras acciones que en anteriores cierres provinciales o locales han asumido los agentes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional.

Necesitamos saber con qué grado de soporte contamos“, ha resumido Igea, quien ha reconocido que hasta ahora la colaboración con la Delegación del Gobierno para estas tareas ha sido “excelente”, pero ha reconocido que estas medidas “van a exigir más trabajo” para los agentes y es necesario saber “hasta dónde” se puede llegar.