La Junta invierte en las obras de ensanche del puente en la CL-607

La intervención sobre el río Eresma costará 348.238 euros y se pasará a tener dos carriles

Natalia Flórez, junto a José Luis Sanz y José Mazarías, durante su visita a los trabajos en la CL-607./Kamarero
Publicidad

El viceconsejero de Infraestructuras y Emergencias, José Luis Sanz Merino, acompañado por el delegado territorial, José Mazarías, y por la jefa del Servicio Territorial de Fomento, Natalia Flórez, visitó los trabajos de ensanche que acomete la Consejería de Fomento y Medio Ambiente en el puente sobre el río Eresma, en la carretera autonómica CL-607, junto al antiguo puente de Los Lavaderos.

A cargo de la empresa Ecoasfalt, la actuación, que cuenta con un presupuesto de 348.238 euros, y tiene un plazo de ejecución de nueve meses, consiste en realizar el ensanche del puente hasta un ancho de 13,10 metros. De este modo se pasará de un único carril de tránsito para vehículos a dos carriles, junto con los arcenes y aceras necesarias para el paso peatonal en las mejores condiciones de seguridad.

Los trabajos se han iniciado con la limpieza y desbroce completo de los márgenes del río y de los ojos del puente, de tal manera que en la actualidad ya no se producen las inundaciones en las inmediaciones que provocaba la abundante vegetación y maleza existente en el cauce.

Las obras para ejecutar el ensanche del puente se retomarán en torno al mes de marzo, cuando las condiciones climatológicas lo permitan, e incluyen, entre otras, la demolición y fresado del pavimento existente y la construcción de una nueva estructura que se adaptará a la geometría del puente, de manera que mediante arcos de hormigón armado se ajuste la forma a los arcos de piedra del puente actual y con un acabado de piedra similar al existente. También se ha previsto la protección frente a avenidas extraordinarias del tramo de actuación en cuanto a la erosión del cauce, con escolleras que cubran la zona de estribos y pilas.

Asimismo se va a mejorar el drenaje con cunetas de desmonte, se construirán pasos salvacunetas, así como bordillos y bajantes prefabricadas en terraplén. Las obras se completan con la protección de escolleras en ambas márgenes y la señalización horizontal y vertical, entre otras actuaciones.

La intervención persigue mejorar la seguridad vial en este tramo de concentración de accidentes de la CL-607, que presenta una sección transversal insuficiente, dado que existe un estrechamiento de la calzada que en el puente queda reducida a un solo carril para el tránsito de vehículos. Esta vía, de la red básica de carreteras de la Junta de Castilla y León, bordea la ciudad de Segovia y tiene una Intensidad Media de Vehículos (IMD) de 4.374 vehículos al día.