María Angeles Sanz y Jose Luis Sanz Merino
Los procuradores María Angeles Sanz y Jose Luis Sanz Merino, en su comparecencia.

Los procuradores del PP José Luis Sanz Merino y Mª Ángeles García han explicado en conferencia de prensa los principales instrumentos que utiliza la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades para lograr el objetivo de conciliar la vida familiar y la laboral. Según han informado, la Junta de Castilla y León desarrolla cinco líneas de actuación, como son el Plan Familias, el Programa Crecemos, Conciliamos, el Bono Concilia y otra serie de ayudas, por ejemplo, para la reducción de jornada para el cuidado de hijos.

Por su parte, y según han incidido Sanz Merino y García, ‘Crecemos’ está focalizado en el medio rural y se desarrolla en los núcleos rurales más pequeños de la comunidad autónoma. Este programa se lleva a cabo en colaboración con las entidades locales, para fomentar la creación de servicios de atención a niñas y niños de 0 a 3 años en pequeños municipios sin ningún recurso de este tipo y en los que la demanda sea inferior a 15 plazas.

“Cumpliendo el compromiso adquirido por el Presidente de la Junta de Castilla y León, para facilitar su uso por todas las familias que lo necesiten, el próximo curso será gratuito, lo que supondrá un incremento en la aportación de la Junta aproximadamente de dos millones de euros más, hasta alcanzar unos seis millones el próximo curso”, han explicado los procuradores, a la vez que han informado que en la provincia en el curso 21/22 han sido un total de 32 centros los que se han incluido en este programa con una oferta total de 480 plazas y casi 50 profesionales atendiendo.

El Plan Familias, ejecutado de forma transversal entre todas las consejerías y dotado para esta legislatura con más de 1.500 millones de euros, está dirigido a las 300.000 familias con menores de 25 años de Castilla y León. Agrupa el conjunto de ayudas, recursos, programas y servicios autonómicos a disposición de las familias castellanas y leonesas, que tienen como objetivo dar las respuestas más eficaces para favorecer la igualdad, apoyar a la familia y frenar el descenso de la natalidad, con especial atención a las familias que residen en el medio rural.

En cuanto a Conciliamos, además de explicar que se trata de un programa consistente en dar atención lúdica a niños de entre 3 y 12 años en periodos vacacionales escolares para facilitar la conciliación a las familias en las que ambos progenitores trabajan y contribuir a la integración de los menores que se encuentren en situación de vulnerabilidad, José Luis Sanz y Mª Ángeles García han señalado que en la provincia de Segovia el pasado año fueron 1.759 usuarios de este servicio en todos los periodos en los que se celebra, como Navidad, carnavales, Semana Santa o verano.

El Bono Concilia consiste en la prestación de una ayuda económica de 750 euros por hijo menor de 3 años para gastos en servicios de conciliación (guarderías, cuidadores…) en familias en las que ambos progenitores trabajan y en las monoparentales para facilitar la conciliación de su vida laboral y personal.

La convocatoria se encuentra abierta hasta el próximo 23 de junio, con una dotación de 10 millones de euros, un 25% más que el año pasado, con el objetivo de llegar a más de 13.000 familias con hijos menores entre 0 y 3 años, utilizando como principal criterio para su concesión el procedimiento de concurrencia competitiva por nivel de renta de la unidad familiar, dando prioridad a las familias con menos ingresos y, por lo tanto, más vulnerables.