Varios clientes de la librería Cervantes esperan su turno. / KAMARERO
Publicidad

La Consejería de Empleo e Industria de la Junta convoca la XIII edición de los premios de comercio tradicional de Castilla y León. La convocatoria establece la concesión de nueve galardones de carácter provincial, consistentes en un trofeo emblemático y un premio en metálico de 3.000 euros. Además se otorga un premio único de carácter autonómico a la mejor candidatura de las nueve anteriores. Este último estará dotado con en un trofeo emblemático y un premio en metálico de 9.000 euros. El premiado autonómico se da a conocer en el propio evento, ya que ese mismo día se produce la reunión del jurado.

Podrán optar a los premios las pymes con domicilio social en Castilla y León, dedicadas al comercio minorista, con excepción de aquellos establecimientos comerciales en régimen de franquicia, así como los estancos, gasolineras, farmacias, puestos de venta ambulante y el comercio que no es físico. A la hora de valorar las candidaturas se tendrán en cuenta: las actuaciones llevadas a cabo para la mejora de la competitividad del comercio; la realización de buenas prácticas comerciales y la capacidad de adaptación, modernización y aprovechamiento en el campo de las nuevas tecnologías.

Estos premios se crearon en el año 2001 a fin de potenciar el reconocimiento de las actuaciones que lleva a cabo el sector del comercio en cada una de las nueve provincias de la Comunidad para promocionarse, modernizarse y alcanzar más altas cotas de mercado.

Los premios vienen celebrándose desde su creación, con pequeño paréntesis entre los años 2011 a 2017 (ambos incluidos). La Junta ha premiado durante estos doce años todas aquellas actuaciones llevadas a cabo por los comercios de la Comunidad a fin de promocionarse, modernizarse y alcanzar cotas más altas de competitividad, acciones todas ellas contempladas dentro de los

objetivos de los distintos Planes Estratégicos del Comercio de Castilla y León que han sido aprobados a lo largo de estos años y que tienen como objetivo fundamental mejorar la competitividad del comercio, reconociendo y premiando aquellas buenas prácticas comerciales que puedan ser ejemplo de excelencia empresarial en Castilla y León.