Publicidad

La incidencia del coronavirus se ensaña con las residencias de ancianos, generando mucho dolor y preocupación entre los ancianos, las familias con internos y los trabajadores de estos.

La Junta de Castilla y León ha confirmado que desde que se extendió la pandemia ha fallecido un total de 16 personas ­­­que estaban alojadas en centros de personas mayores de Segovia, la provincia de Castilla y León que está registrando más óbitos relacionados con coronavirus en residencias. Solo en un día—entre el lunes y el martes— se han notificado tres defunciones.

Hay, además, 31 residentes que han dado positivo en la prueba del Covid-19 y que permanecen ingresados en su centro asistencial o en el hospital y hasta 230, aislados y en observación porque presentan síntomas, por la complejidad de sus patologías previas o por posible contacto.

La Administración regional ha precisado que en la Comunidad se han contabilizado 61 fallecidos en residencias de ancianos de la Comunidad, con 335 casos confirmados y 1.840 aislados o en observación. En Castilla y León hay 810 residencias de personas mayores tanto públicas como privadas y centros de personas con discapacidad públicos, con 53.000 plazas.
La Junta de Castilla y León precisa que los datos de fallecidos los datos que facilitan los centros residenciales y que no todos ellos tienen el Covid-19 confirmado si bien “en el momento del fallecimiento mostraban síntomas compatibles con la enfermedad”.

Desde Valladolid, la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades de la Junta, Isabel Blanco Llamas, ha manifestado que “no hay constancia” de que en la Comunidad haya residencias “donde conviven personas mayores con cadáveres”. Así se ha referido Blanco Llamas a las declaraciones que el pasado lunes realizó la ministra de Defensa, Margarita Robles, quien aseguró que efectivos de las Fuerzas Armadas habían encontrado en residencias a ancianos muertos en sus camas. La titular de Familia en Castilla y León ha querido dejar “claro” que en la Comunidad no hay ningún centro “donde personas mayores convivan con cadáveres”.

No llega el material protector

El Sindicato de Enfermería, Satse, denuncia que “la falta de coordinación y de organización” entre los mandos intermedios y la Dirección del Hospital General está provocando que el material de protección que debe recibir el personal sanitario se acumule en el almacén del centro hospitalario sin llegar a las urgencias del mismo ni a los centros de Atención Primaria de la provincia.

La Gerencia Regional de Salud ha remitido material de protección a la provincia de Segovia, “pero no llega a los profesionales sanitarios del Hospital segoviano ni a los centros de salud debido a un problema logístico”, dice el sindicato. Según explica Satse en un comunicado de prensa, el director de Gestión de Segovia asegura tener dificultades y no saber bien cómo trasladar el citado material a los centros sanitarios