Suárez-Quiñones y el secretario de Industria de CCOO en Castilla y León, en la Sala Fundación Caja Segovia. / Kamarero
Publicidad

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, que ha participado en capital segoviana en una jornada organizada por CCOO, ha informado de que han comenzaron las labores del denominado sistema ‘mulching’ en el terreno del Parque de la Sierra de Guadarrama afectado por el incendio forestal del pasado mes de agosto, consistentes en la “colocación de paja desde helicópteros para fijar al terreno los distintos componentes para que no sean arrastrados con las lluvias” y evitar la contaminación de acuíferos.

Suárez-Quiñones ha explicado que “se lleva interviniendo desde el principio” de manera preventiva de cara a las lluvias de otoño con ese objetivo en la zona arrasada por el incendio que se declaró el 4 de agosto en término del Real Sitio de San Ildefonso.

“La Junta llega a los incendios para quedarse, hasta que se produzca la regeneración y asentemos el terreno; aunque tenemos una inversión inicial de 250.000 euros, el coste va a ser muy superior y vamos a tardar años en que la parte quemada regenere”, ha resumido.

En cuanto al origen de este incendio, el consejero ha aclarado que “las investigaciones no han ofrecido resultado de identificación de personas concretas. Sea imprudente o sea intencionado, es un crimen terrible porque no solo pone en peligro una joya sino también a las personas”, ha añadido.

La investigación sigue en manos de los Cuerpos y Fuerzas de seguridad del Estado y desde la Junta, tanto los actores medioambientales como el personal público, colaboran “en todo lo que sea necesario” para “desenmascarar y poner a disposición de los jueces, con pruebas suficientes, a quién haya hecho esto”, ha aseverado.

El consejero destaca el potencial de Castilla y León en biomasa

El responsable de la política de medio ambiente en la Comunidad Autónoma participa en la jornada de CCOO ‘Apuesta por un futuro que garantice la vida de manera sostenible’

Juan Carlos Suárez-Quiñones, consejero de Fomento y Medio Ambiente, ha destacado el potencial del sector de la biomasa y la posición de la Comunidad Autónoma como una de las primeras en cuanto a “potencia instalada, generación de empleo, inversión o movimiento económico” en este ámbito de las energías renovables, poniendo en valor la biomasa como un combustible autóctono, que no hay que comprar al exterior, así como también ha recordado los beneficios naturales y los efectos de fijación de población en el medio rural de dicha industria.

Suárez-Quiñones ha participado en la jornada ‘Apuesta por un futuro que garantice la vida de manera sostenible’, organizada por Comisiones Obreras en la capital segoviana y en la que ha estado acompañado por el secretario general de CCOO de Industria en Castilla y León, Gonzalo Díez.

El consejero ha comentado también los avances en movilidad, apuntando el ahorro energético y la reducción de emisiones de C02 que supone el Transporte a la Demanda que fomenta su Consejería, mientras Díez ha recalcado el papel de la ciudadanía en el día a día a favor del medio ambiente, así como el que juegan la industria del automóvil o la agroalimentaria.