Procesión de Semana Santa en la capital segoviana durante el año 2019. / KAMARERO

El consejero de Cultura y Turismo, Javier Ortega, ha sostenido este viernes que “es casi evidente” que no se van a poder desarrollar procesiones en Castilla y León durante la Semana Santa, por lo que ha abogado porque sea “diferente” y se busquen otras alternativas de la mano de las cofradías.

El escenario tan complicado” que deja la tercera ola en la Comunidad hace “casi evidente que no se van a poder desarrollar los desfiles profesionales tradicionales”, ha planteado este viernes el consejero a preguntas de los periodistas sobre la Semana Santa, en la rueda de prensa para analizar la programación cultural de febrero.

Ha explicado que tras la reunión que mantuvieron hace unas semanas con las juntas de cofradías provinciales, donde “hubo muy buena aceptación”, acordaron que la Junta mantendría las subvenciones dedicadas a las hermandades cambiando los criterios para poder optar a ellas. Entre las alternativas, Ortega ha mencionado que se puede realizar una programación diferente mediante conciertos, exposiciones o charlas en las iglesias, que es la proposición que hizo la consejería de Cultura y Turismo en dicha reunión.

Ayer se celebró el primer encuentro de la mesa de trabajo formada con las juntas de cofradías, donde trataron cuestiones técnicas y el modo de abordar las diferentes alternativas. “El camino iniciado es bueno, podemos hacer una Semana Santa diferente”, ha insistido el consejero, quien ha señalado que la repercusión en el ámbito turístico con los cierres perimetrales de las comunidades y los índices que mantiene la pandemia hacen “muy difícil” que se reactive el turismo durante Semana Santa.

Ha aseverado que la pretensión de la Junta era aprovechar este evento dada su importancia en Castilla y León, pero insistió en que es “muy complicado” debido a las restricciones de movilidad.