Bar Interior Coronavirus KAM
Interior de un bar en la capital segoviana. / KAMARERO

Segovia, Carbonero el Mayor y Palazuelos de Eresma han levantado esta madrugada pasada las medidas excepcionales que obligan al cierre de interiores de bares, restaurantes y salas de juego. La Junta decretó ayer la retirada de las restricciones en Segovia y Palazuelos, como se auguró en las páginas de este periódico ayer, al reducir su tasa de incidencia a 14 días por debajo del límite establecido en 150 casos por 100.000 habitantes en municipios de más de 5.000 residentes.

La capital era el municipio donde las restricciones se habían perpetuado por más tiempo, ya que entró en la primera lista que se configuró el 5 de abril de la que no ha salido hasta hoy. En total, Segovia ha mantenido cerrados los interiores por más de 40 días, 42 exactamente, ante las quejas del sector hostelero que ansiaba tras decaer el estado de alarma dejar atrás un año lleno de restricciones y vaivenes normativos. De esta forma, se abre para la hostelería de la capital un nuevo periodo que coincidirá con la llegada del buen tiempo y una mayor afluencia de visitantes a la ciudad.

Por su parte, Palazuelos de Eresma, acumulaba 35 días de cierre de interiores, mientras Carbonero apenas ha mantenido las restricciones durante una semana. En estos momentos, Segovia registra una incidencia acumulada a 14 días de 144, Palazuelos de Eresma de 122 y Carbonero el Mayor de 240. Como ya advirtió la Junta, ningún municipio fue incluido en la lista, pero sí decidieron mantener las medidas excepcionales en el Real Sitio de San Ildefonso.

En estos momentos, el Real Sitio se encuentra todavía lejos del actual límite, al tener una incidencia a dos semanas de 359. Sin embargo, el municipio presenta una clara evolución a la baja que podría traer el decaimiento de las medidas excepcionales en semanas siguientes, más cuando la Junta va a cambiar los criterios actuales a partir del jueves.

El Acuerdo recién adoptado entró en vigor desde la madrugada pasada, pero en esta ocasión su período de vigencia se ha establecido hasta las 23,59 h del próximo jueves, 20 de mayo, ya que la Junta adelantó que aprobará en el Consejo de Gobierno de ese día cambios normativos en lo referido a la gestión pandémica.

Por lo manifestado el pasado miércoles por el portavoz de la Junta, Francisco Igea, y la consejera de Sanidad, Verónica Casado, todo hace indicar que el próximo jueves se producirá un replanteamiento de los umbrales y de los indicadores que determinan la adopción de medidas restrictivas, una vez que la vacunación va avanzando y tras analizar los resultados de los diez días posteriores al levantamiento de las medidas asociadas al estado de alarma: cierre perimetral, toque de queda y limitación de asistentes a reuniones, fundamentalmente.

Además, el propio Igea mantuvo ayer una reunión telemática con los responsables de turismo rural y Posadas Reales en la que avanzó que previsiblemente habrá “buenas noticias” para el sector hostelero el próximo jueves y aseguró que ve la campaña de verano con “optimismo” siempre que se mantenga la “prudencia”.

En el conjunto de la Comunidad, tras el acuerdo del Ejecutivo autonómico han quedado liberados los municipios de Arenas de San Pedro (Ávila); Ponferrada, Valverde de la Virgen y Villablino (León); Villamayor (Salamanca); Segovia, Carbonero el Mayor y Palazuelos de Eresma (Segovia); Soria y Ágreda (Soria); y La Cistérniga, Laguna de Duero, Medina del Campo y Simancas (Valladolid).

Por el contrario, aunque con la esperanza puesta en los cambios que se anuncian de cara al jueves en el Consejo de Gobierno, se mantiene cerrada la hostelería y las casas de apuestas en Las Navas del Marqués (Ávila); Burgos, Aranda de Duero, Medina de Pomar y Miranda de Ebro (Burgos); León y San Andrés del Rabanedo (León); Aguilar de Campoo y Guardo (Palencia); Alba de Tormes y Peñaranda de Bracamonte (Salamanca); El Real Sitio de San Ildefonso (Segovia); Íscar y Peñafiel (Valladolid); y Benavente (Zamora).