Publicidad

La jueza del Contencioso 2 de Valladolid ha autorizado a la Consejería de Sanidad de Castilla y León a aislar diez viviendas del barrio de las Delicias y su cuarentena al menos hasta el día 24 para contener un brote de coronavirus que ya tiene, este viernes, 23 contagiados y 61 personas en seguimiento. En este brote están afectados trabajadores de una empresa de procesado de hortalizas de Chatún.

Según ha informado el gabinete de prensa del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad, la jueza ha estimado la petición de la Junta de Castilla y León y ha ratificado íntegramente las diez Órdenes de la Consejería de Sanidad dictadas el 14 de Julio por las que se acuerda el aislamiento de las diez viviendas para evitar la propagación del virus y garantizar la salud de la población.

Además, el juzgado ha decidido la cuarentena domiciliaria de sus ocupantes hasta el 24 de julio, pudiendo prorrogarse esta medida en función del resultado de las pruebas que se practiquen.

La magistrada, igualmente, acuerda ratificar las medidas de restricción de las visitas a esos domicilios durante ese periodo a lo estrictamente necesario para la atención de las personas integrantes de la unidad domiciliaria a que se refiere cada una de las órdenes.

En el caso de que hubiese que prorrogar las restricciones, como consecuencia de los resultados de las pruebas que se les practiquen a las personas sometidas a control sanitario, la Junta habrá de comunicarlo de forma inmediata al Juzgado para que decida sobre la continuidad de las medidas.

En el auto, que ya ha sido notificado a las partes, la magistrada explica que “se trata de medidas urgentes y necesarias para la salud pública atendiendo a las circunstancias concurrentes”, todas ellas relacionadas con la situación de emergencia producida por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2.

Añade la jueza que la medida de aislamiento y cuarentena domiciliaria obligatoria es “necesaria e idónea para evitar la propagación de los contagios”.

Se trata de un brote activo declarado hace seis días en Valladolid, que ya afecta ya a 23 personas, de entre 2 y 55 años, tras un nuevo caso confirmado por PCR este viernes, en su mayoría familiares que han dado positivo en las pruebas que se les ha realizado,mientras que las personas controladas por posibles contactos son 61.  La labor de control se ha extendido a una empresa de procesado de hortalizas de Chatún después de que siete de sus trabajadores, que viven en Valladolid pero trabajan en la localidad segoviana, hayan dado positivo, dentro del citado brote. Se han realizado pruebas a nueve trabajadores de la empresa, todos de nacionalidad marroquí y de unos cuarenta años, a excepción de uno de sesenta que llevaban más de un año como parte de la plantilla, y que compartían tres coches para ir a trabajar cada día durante una hora.