Escaleras que conectan la calle Gascos con Vía Roma y que impiden en paso de los usuarios de silla de ruedas. / Nerea Llorente
Publicidad

El equipo de Gobierno municipal ha aprobado en Junta de Gobierno la adjudicación del contrato de obras para la ejecución e instalación del ascensor que conectará la calle Gascos con Vía Roma. Se trata de uno de los proyectos estrella –el más votado– de los Presupuestos Participativos para 2019.

La licitación del contrato, adjudicado a la empresa Fain Ascensores S.A., ha concluido además con una rebaja considerable respecto al coste estimado por el Ayuntamiento para el proyecto. Y es que la oferta de la empresa, de 90.729,43 euros, es muy inferior a los 119.229,27 euros que había presupuestados el Consistorio.

Dicho importe, no obstante, no incluye los trabajos que también se realizarán para allanar adecuadamente las inmediaciones del futuro ascensor, y posibilitar así que los usuarios de silla de ruedas no se encuentren problemas y su accesibilidad esté garantizada.

Así, en el plazo de dos semanas está previsto que comiencen los trabajos para la instalación del ascensor, el cual se situará junto al rellano de llegada de la escalera que resuelve actualmente la conexión entre ambas calles, sirviendo a su vez como zona de estancia y espera para la carga del ascensor sin interferir con el tráfico peatonal de la calle.

La obra, cuya duración se estimó en un primer momento en ocho meses, se licitó finalmente para ser culminada en cuatro; por lo que se espera que pueda finalizarse a principios de año.

Una vez pueda entrar en funcionamiento, el Ayuntamiento deberá analizar cuál es la mejor gestión para su protección. “El Consistorio, como administración responsable, pondrá todos los medios para facilitar la movilidad y la accesibilidad entre zonas; luego hay que pedirle civismo a los ciudadanos. Habrá que estudiar si va a permanecer abierto durante toda la noche o si tendrá un horario de funcionamiento hasta determinada hora y después se cerrará para evitar actos de vandalismo”, ha explicado la alcaldesa de Segovia, Clara Luquero.