Un autobús de la Línea 12 realiza una parada en la Estación de Alta Velocidad Segovia-Guiomar. / Kamarero
Publicidad

Pasada ya la primavera, fecha en la que estaba prevista la puesta en funcionamiento de los cambios acordados en los autobuses urbanos de la ciudad para cubrir las carencias detectadas en los primeros meses del servicio, el Ayuntamiento mantiene bloqueada la medida y no ha decidido todavía si finalmente llevará a cabo la ampliación del contrato.

La incertidumbre que ha provocado la crisis sanitaria generada por el Covid-19 y la necesidad de priorizar las inversiones municipales para limitar los efectos sociales y económicos de la pandemia persisten y el Consistorio no se atreve a establecer una nueva fecha para la mejora del servicio de Urbanos.

“Estamos a la espera de conocer y recibir las subvenciones del Gobierno central, que pueden acelerar la decisión en un sentido o en otro. Todo el proceso administrativo está hecho y acordado, pero la situación ha cambiado tanto que no podemos correr riesgos, porque tampoco sabemos qué va a ocurrir en el último semestre del año y, a lo mejor, no estamos en condiciones de ampliar el transporte y sí de incrementar los servicios sociales”, ha asegurado este martes la concejala de Tráfico, Transportes y Movilidad, Claudia de Santos.

Cabe recordar que la modificación del servicio afectaba principalmente a las líneas que conectan la ciudad con Segovia-Guiomar –11 y 12–, cuyos usuarios han sido muy beligerantes desde la puesta en marcha del nuevo contrato, llegando a constituir una plataforma de afectados para denunciar los continuos desajustes entre las llegadas de los trenes y la marcha de los autobuses de la estación de Alta Velocidad.

Además de un cambio en el sistema de frecuencias para las mencionadas líneas AVe, el acuerdo de ampliación del servicio contempla también un nuevo autobús para la línea 4 y nuevas frecuencias en las líneas 5, 8 y 9, entre otras medidas.
En total, los cambios previstos implicarían que el número de horas de servicio al año pasará a ser de 115.109 horas anuales, 4.157 horas más; que el número de kilómetros se incrementará en 136.733 kilómetros, es decir 1.638.933 kilómetros en total; y que el coste del servicio aumentará en 166.000 euros lo que le situará en algo más 4.700.000 euros.