La presidenta del PP de Segovia, Paloma Sanz, durante la videoconferencia con los dos sectores económicos. / E. A.
Publicidad

La presidenta del Partido Popular de Segovia y senadora, Paloma Sanz; el vicepresidente 1º de las Cortes de Castilla y León y secretario autonómico del Partido Popular de Castilla y León, Francisco Vázquez, y el resto de parlamentarios nacionales populares: el diputado Jesús Postigo y los senadores Pablo Pérez y Juan José Sanz, junto a la procuradora en las Cortes de Castilla y León Mª Ángeles García, han mantenido diversas reuniones, por videollamada, con representantes da la Agrupación Industrial de Hosteleros de Segovia (AIHS), con la Asociación de Camareros y con el Centro Comercial Abierto De Calles, para conocer la situación de ambos sectores en estos momentos.

“Los hosteleros segovianos han mostrado la incertidumbre que vive el sector, pues no saben cuándo podrán reabrir sus establecimientos, pero es que, además, una vez se puedan abrir, no saben cómo se efectuará esta reapertura, cuáles serán las directrices de actuación sanitaria, de distancia entre clientes, limpieza e higiene… Lo que en sus propias palabras se traduce en las pérdidas que al estar cerrados sus negocios soportan y las inversiones que tendrán que efectuar para adaptar sus establecimientos a las normativas que surjan tras el estado de alarma”, han explicado desde el PP de Segovia en una nota de prensa.

En este sentido, los procuradores trasmitieron la idea de la Junta de Castilla y León de realizar planes específicos para el sector turístico, donde se incluyen los hoteles y restaurantes, el comercio, el campo… todo ello encaminado a paliar en la medida de lo posible la crisis económica que se avecina por la situación sanitaria que estamos viviendo.

Por su parte, los parlamentarios nacionales explicaron que estos encuentros se plasmarán en diferentes iniciativas tanto en el Congreso, como en el Senado, donde trasladarán esa incertidumbre que reina en ambos sectores.

Dentro de la hostelería, los camareros aseguran que la incertidumbre del sector no sólo les afecta a nivel laboral, porque la mayoría se encuentran en situación de ERTE (expediente de regulación temporal de empleo), sino porque probablemente y debido a que la mayor parte de establecimientos son pequeños, algunos ya se están planteando la posibilidad de no abrir.

Entre otros planteamientos, desde el sector hostelero y el comercial piden la exención para el ejercicio 2020 y bonificación del 50% para el año 2021 del pago de la cuota del IBI y del IAE para los epígrafes vinculados a actividades hosteleras, así como las tasas de agua, basura y alcantarillado, la de licencia ambiental, la de ocupación de vía pública con terrazas o el pago de la tasa de estacionamiento reservado para carga y descarga de equipajes y mercancías.