La hostelería regresa a la actividad tras tres semanas de cierre forzado

El sector dice afrontar “con ilusión” la reapertura y espera que las restricciones se sigan relajando

Segovia pudo reabrir los bares y restaurantes tras decretarse su cierre el 6 de noviembre.

Segovia reabrió ayer, viernes, la hostelería, centros deportivos, gimnasios y centros comerciales tras permanecer cerrados por tres semanas. Estas medidas de clausura fueron impuestas por la Junta para controlar la mala evolución epidemiológica que presentaba la Comunidad, con una tendencia alcista que ahora parece remitir.

Segovia y Ávila han reducido sus cifras, por lo que la Junta anunció que permitiría la reapertura de estos sectores de estas dos provincias, aparte de que se puede viajar entre los dos territorios con normalidad ya que también se quita la restricción perimetral entre ambas.

Es decir, los segovianos pueden ir a visitar Ávila y al revés, pero un madrileño o un vallisoletano no pueden entrar a estas provincias sin causas justificadas.

La reapertura vino a producirse en una jornada lluviosa y gris, por lo que el sector hostelero no contó con un día especialmente propicio en su vuelta a pesar de que “se ha abierto con muchas ganas”.

“Hay muchas gestiones que hacer antes de reabrir, sobre todo en negocios grandes”

El nuevo presidente de la Agrupación de Industriales Hosteleros de Segovia (AIHS), Jesús Castellanos, indicó que los negocios abiertos han sido más o menos el 40% del total, aunque se espera que el resto empiecen a abrir en los próximos días hasta llegar a un 70% para el día 1 de diciembre. “Hay muchas gestiones que hacer antes de reabrir, sobre todo en negocios grandes, por lo que la reapertura se va a dar de forma paulatina”, concretó.

En Segovia, los bares y cafeterías han abierto de forma mayoritaria, no así los restaurantes, sector al que “le va a costar un poquito más” poder reabrir. Castellanos indica que los que han podido abrir han notado el “cariño y agradecimiento” de la gente, pero que a nivel de ventas “ha sido un día normalito”. “Abrir es un balón de oxígeno”, manifestó.

“Las sensaciones han sido muy buenas”, señaló, pero indicó que el sector espera con ganas que las medidas restrictivas sigan relajándose. En este sentido, Castellanos reclamó a la Junta la pronta retirada del toque de queda para permitir a los locales abrir hasta más tarde de las diez, hora en que en estos momentos se fija el cierre.

“No me canso de pedir la comunicación con Madrid, que es lo que exigimos desde el primer día”

“Yo no me canso de pedir la comunicación con Madrid, que es lo que exigimos desde el primer día”, ha aseverado el empresario hostelero, quien además ha señalado que “los autónomos y pequeños negocios están trabajando al cien por cien, pero los restaurantes están bajo mínimos, porque nadie se va a arriesgar a desescalar gente que no pueda pagar”.

Respecto las previsiones navideñas, Castellanos indicó que “si somos optimistas y conseguimos apertura de aforos, toque de queda a las 12 de la noche y los días claves a la 1, como parece que se está barajando, y luego conseguimos la movilidad con Madrid, tenemos muchas esperanzas de cara a este periodo, pero contando siempre con esos tres factores”.

Según la normativa de la Junta, desde este viernes en las provincias de Ávila y Segovia el consumo dentro del local no se puede efectuar en barra o de pie y debe realizarse sentado en mesa o agrupaciones de mesas, no pudiendo superarse el 33% del aforo.

También se limita la ocupación máxima de mesas o agrupaciones de mesas a seis personas y, en todo caso, la distancia mínima entre mesas o agrupaciones de mesas será de 1,5 metros en terrazas al aire libre, y de dos metros en el interior de los establecimientos, y las terrazas se pueden abrir con el 75% del aforo.

Nuevas medidas para Segovia y Ávila

Comercio. Establecimientos que tengan la condición de centros y parques comerciales o forman parte de ellos pueden contar con un aforo máximo de un tercio y en un horario compatible con el estado alarma.

Deportes. Instalaciones deportivas convencionales y centros deportivos cerrados podrán abrir con un aforo máximo de un tercio, y hasta un máximo de 6 personas de forma simultánea. Actividades colectivas y grupales podrán realizarse con un aforo máximo de seis personas y espacio mínimo de 2×2 metros por usuario. Los horarios deberán ser compatibles con el estado de alarma. Asistencia de público a eventos deportivos en instalaciones deportivas: Con preasignación de butacas podrá contar con un aforo máximo del 33%, siempre que se pueda mantener un asiento de distancia en la misma fila, en caso de asientos fijos, o 1,5 metros de separación si no hay asientos fijos, entre los distintos grupos de convivencia. Sin preasignación de butacas se podrá abrir con un máximo de 50 personas sin que en ningún caso pueda superarse el 33% del aforo. Para aforos superiores, o en instalaciones deportivas no convencionales, se precisa autorización de “otros eventos” (evaluación del riesgo sanitario).

Juego. Establecimientos de juego (casinos de juego, las salas de bingo, los salones de juego y las casas de apuestas) podrán abrir con un aforo máximo de un tercio con un horario compatible con el Estado de Alarma.

Hostelería y restauración. Consumo en el interior con un aforo máximo de un tercio y con dos metros de distancia entre mesas con un horario que sea compatible con el Estado de Alarma. El consumo dentro del local no se puede efectuar en barra o de pie. Consumo en terrazas al aire libre con un aforo máximo del 75% de las mesas permitidas (u 80% si obtuviera permiso municipal) y manteniendo una distancia de 1,5 metros entre mesas.