La hostelería de Segovia afronta la campaña invernal con incertidumbre sobre la evolución de su actividad económica. Ello tras unos meses en los que las cuentas de resultados no han sido muy boyantes, sin tener en cuenta los casi dos meses que estuvieron cerrados obligatoriamente al inicio del confinamiento general en marzo. De este modo, buscan soluciones que les permitan seguir teniendo abiertas sus puertas algunos meses más.

Una de las propuestas que manejan es cubrir parcialmente las terrazas, el único espacio que ha estado funcionando este verano. “Los clientes se sienten más seguros en las terrazas y apenas se ha completado el aforo del interior de los locales porque todo el mundo ha preferido tomarse algo al aire libre”, asegura Jesús Castellanos, del restaurante Haggen, en la Avenida del Acueducto.

La Agrupación Industrial de Hosteleros de Segovia (AIHS) ha solicitado formalmente al Ayuntamiento de la capital una reunión para plantear, entre otros asuntos, esta sugerencia.
“Queremos abrir una negociación para que al menos este invierno, que va a ser muy atípico, se pueda hablar de la posibilidad de adecuar las terrazas, de forma temporal para volver a la normalidad después”, explicó Jesús Castellanos, también vicepresidente de la AIHS.

La hostelería quiere salvaguardar el invierno cubriendo las terrazas

En este planteamiento manejan la posibilidad de colocar cortavientos o mamparas de protección “que se puedan retirar luego”, apostilla el representante de los hosteleros.
“Calculamos que el invierno va a ser muy duro para nuestros negocios”. “Queremos salvar así, en la medida de lo posible, algo la actividad, trasladando los comedores a la calle, y dar a los clientes la seguridad que es la que nos están demandando”.

El representante de los hosteleros confía en la sensibilidad del equipo de Gobierno municipal, con el que han estado manteniendo contactos periódicos estos meses de atrás. “Yo creo que se mostrarán receptivos, porque en algunos casos ya nos atendieron, como fue con la flexibilización de los límites de las terrazas cuando se obligó a ampliar la separación entre mesas”, por ejemplo.

La normativa urbanística de la ciudad establece limitaciones a la hora de colocar mobiliario urbano en la calle. Sin embargo, recuerdan que existen herramientas para que desde el Ayuntamiento se habiliten medidas que puedan ayudar a un sector que representa uno de los pilares económicos de la ciudad.

BALANCE AGRIDULCE
Sobre los meses de verano que se acabará en unos días, Jesús Castellanos se muestra contrariado porque algunos establecimientos han visto estas últimas semanas una intensa actividad en las terrazas, pero otros no han podido disponer de esta posibilidad y apenas han tenido ingresos. “El verano está ya prácticamente cerrado, muchos han podido trabajar, pero otros no lo suficiente”, asegura.

La petición de los hosteleros de Segoviasobre las terrazas cubiertas se suma a las que se han planteado a nivel regional, donde la Confederación Regional de Hostelería ha solicitado a la Junta la posibilidad aplicar un paquete de medidas económicas que van desde prolongar los ERTEs hasta final del año, a la exoneración de la cuota de autónomos. Los representantes de la confederación se han reunido con el vicepresidente primero y portavoz, Francisco Igea, para abordar la situación del sector.

Durante el encuentro, los hosteleros han sugerido medidas económicas para el colectivo. Entre ellas, según informan desde la AIHS en un comunicado, se encuentra la posibilidad de prorrogar los ERTEs hasta final de año, establecer ayudas para pagar los alquileres de los locales, la exoneración de la cuota de autónomos, la prestación por cese de actividad, moratorias de préstamos y ayudas para la adquisición de suministros.

También se ha sugerido desde la patronal de la hostelería la posibilidad del cambio de licencias de Bar Especial a Bar, de forma transitoria, para evitar así la clausura de negocios en el ocio nocturno, una medida que consideran vital para una parte del sector que de momento no puede abrir sus puertas.