La manifestación compartió espacio con el mercado de los jueves en la Plaza Mayor, donde los hosteleros realizaron la primera parada ante la sede de la Casa Consistorial. / KAMARERO
Publicidad

Las bandejas con las que los camareros sirven las consumiciones a sus clientes se transformaron en la jornada de ayer en instrumentos de percusión que los profesionales de la hostelería emplearon para hacer patente su protesta por las restricciones marcadas por las autoridades por la crisis sanitaria, que se han cebado de forma especial con este sector, que en Segovia tiene cerca de 6.000 empleos directos y otros miles vinculados que en su conjunto acaparan una buena porción del PIB provincial.

En una significativa demostración de fuerza y unidad, más de un millar de personas secundaron ayer la convocatoria de Hostelería y Turismo de Segovia (HOTUSE) para manifestarse al igual que en el resto de provincias de la comunidad en demanda no sólo de poder retomar su actividad, sino de ayudas económicas y sociales para poder solventar los nefastos efectos que la crisis sanitaria está teniendo en uno de los sectores económicos considerados estratégicos en la región.

La hostelería exhibe fuerza y unidad para luchar contra la ruina del sector
Las bandejas del trabajo de los camareros sonaron con fuerza en la marcha. / KAMARERO

 

La convocatoria no sólo reunió a los hosteleros, sino también a una amplia representación de sectores relacionados con el trabajo diario de bares y restaurantes. Así, antes del inicio de la manifestación, cerca de medio centenar de vehículos de distintas empresas de distribución de alimentos y bebidas recorrieron buena parte de la ciudad en su particular manifestación de apoyo a la hostelería que tuvo que variar su recorrido inicialmente previsto tras la negativa de la Policía Local de autorizar su paso por la Calle Real argumentando problemas de logística de tráfico que podían afectar a toda la ciudad.

No sólo los distribuidores, sino representantes de otros sectores que van desde los guías de turismo hasta las tiendas de recuerdos se sumaron a la manifestación, que a lo largo del trayecto arrancó también el apoyo espontáneo de comerciantes, que aplaudián al paso de la marcha.

Minutos después de las 11 de la mañana, la manifestación arrancaba desde el Azoguejo para recorrer el centro de la ciudad para realizar paradas ante las sedes de las instituciones locales, autonómicas y nacionales, con el objetivo de entregar en cada una de ellas un documento con las principales peticiones del sector.

En la Casa Consistorial, el presidente de la patronal de hostelería, Enrique Cañada llevó a cabo el registro del documento, sin ser recibido por ningún representante del Ayuntamiento de Segovia, al igual que sucedió en la sede de la Subdelegación del Gobierno, donde si fue recibido por el Secretario General, ya que la subdelegada no se encontraba en su despacho por motivos de agenda.

Donde si fue recibido fue en la Delegación Territorial de la Junta, donde el delegado José Mazarías no sólo recibió personalmente al presidente de HOTUSE, sino que bajó a la plaza en la que se concentraban los manifestantes para explicar directamente el compromiso del Gobierno regional para ayudar al sector con una serie de medidas económicas ya aprobadas.

La manifestación, que en todo momento se desarrolló de forma pacífica y sin incidentes, concluyó frente a la Subdelegación del Gobierno, donde Enrique Cañada agradeció la masiva participación en la manifestación y envió un mensaje de ánimo y fortaleza al asegurar que en Segovia “somos buenos profesionales y estamos seguros de poder resistir si seguimos unidos y podemos contar con el apoyo de las instituciones”.

La hostelería exhibe fuerza y unidad para luchar contra la ruina del sector
Una corona funeraria simboliza la ‘muerte’ del sector ante las instituciones. / KAMARERO

Reivindicaciones

IBI, IAE y tasas. Exención para el ejercicio 2021 del pago de la cuota del (IBI) para los inmuebles destinados a hostelería y el alojamiento, así como del del pago de la cuota del IAE para los epígrafes vinculados a actividades hosteleras y turísticas, y de las tasas de agua, basuras, terrazas y otras vinculadas a su actividad.

Terrazas. Autorizaciones para ampliaciones, cortavientos o cerramientos y calefactores en terrazas. (también en las zonas de interés cultural BIC). Ayudas directas para los establecimientos que no tienen terraza, mínimo en la misma proporción que la exención de terrazas.

Devoluciones tributos. Devolución urgente de los tasas y tributos que se hayan pagado correspondientes al año 2020 que todavía no se han devuelto, así como de todas las tasas e impuestos municipales a aquellos establecimientos que hayan permanecido cerrados en el tiempo de pandemia.

Colaboración. Ayudas a las Asociaciones que prestan servicios a los establecimientos de asesoramiento, orientación y formación en la situación actual porque su labor refuerza al sector y agiliza sus trámites.