Material incautado por la Guardia Civil en un establecimiento de la capital segoviana. / E. A.
Publicidad

La Guardia Civil de Segovia ha incautado 234 artículos pirotécnicos de varias clases en un establecimiento ubicado en la ciudad de Segovia que carecía de autorización para la venta de estos productos.

La Subdelegación del Gobierno en Segovia ha informado de que la incautación se produjo durante la realización de una inspección cuyo objetivo principal era controlar precisamente la venta no autorizada de este tipo de productos pirotécnicos y evitar accidentes ocasionados por un uso inadecuado.

Los agentes de la Benemérita observaron en interior del establecimiento que estaban a la venta artículos pirotécnicos de las categorías F1, F2 y F3, aunque el responsable del negocio carecía de la correspondiente autorización administrativa, así como de las medidas de seguridad que debe tener el comercio para ejercer esta actividad.

Ante esa situación, procedieron a retirar diverso material pirotécnico, como bengalas, truenos, baterías, tracas chinas, etc., según la misma fuente.

La Subdelegación ha explicado en una nota de prensa que los artículos pirotécnicos F1, o artículos de pirotecnia de muy baja peligrosidad y nivel de ruido insignificante, están autorizados para ser utilizados en zonas delimitadas, para su uso por mayores de 12 años y pueden venderse en establecimientos comerciales previa notificación a la Intervención de Armas y Explosivos de la Guardia Civil correspondiente y en una cantidad que no exceda los 5 kilogramos.

Para la venta de los artículos pirotécnicos de las categorías F2 y F3, autorizados para mayores de 16 y 18 años respectivamente, es necesaria la autorización de la Subdelegación de Gobierno, previo cumplimiento de las medidas de seguridad en los lugares de almacenamiento.

Por ese motivo aconseja que siempre se adquieran artículos pirotécnicos en puntos de venta autorizados y evitar de esta manera cualquier situación de peligro que pueda producirse si no se cumplen las condiciones a las que obliga la legislación.

Por su parte, la Guardia Civil recomienda a la ciudadanía la descarga de la aplicación para teléfonos móviles y tabletas ALERCOPS para ponerse en contacto en caso de emergencia con los Centros Operativos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.
La aplicación permite recibir en móvil mensajes de aviso cuando este se encuentre en una zona afectada por incidencias.