Publicidad

La Guardia Civil ha procedido a intervenir un total de 269 juguetes en Segovia, entre ellos varios artículos relacionados con la fiesta de Halloween, que se encontraban a la venta para el público en establecimientos tipo bazar, según ha informado la Comandancia de Segovia.

Agentes de la benemérita procedieron a realizar dos inspecciones en los citados bazares, amparados en la normativa de protección al consumidor para garantizar la seguridad en la venta de juguetes.

El motivo por el que fueron intervenidos estos artículos es que carecían del marcado CE (Conformidad Europea) o bien presentaban defectos formales en el etiquetado.
El marcado CE debe estar colocado de forma visible, legible e indeleble, sobre el propio juguete, en el envase o en una etiqueta, según la normativa.

Este marcado indica que el juguete se ha fabricado conforme a los requisitos de seguridad, sanidad y protección del medio ambiente que exige la Unión Europea.
Los artículos intervenidos han sido puestos a disposición de la autoridad competente, que será quien decida ahora sobre su destino.