Publicidad

El pasado 25 de junio tuvo lugar en la urbanización de Los Ángeles de San Rafael un delito contra la seguridad vial. El Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil (G.I.A.T.) ya está investigando a las dos personas que pusieron en peligro a su hijo menor de tres años a conducir un turismo.

El padre se encontraba sentado en el asiento del conductor y llevaba al niño sentado en las piernas, simulando la conducción del vehículo por parte del niño a lo largo de las calles de la urbanización de Los Ángeles de San Rafael en el pasado mes de junio.

Además, cabe destacar que los ocupantes del vehículo no estaban utilizando los sistemas de seguridad obligatorios como el cinturón o el de retención infantil.
Por otra parte, el acto iba siendo grabado en vídeo por la madre en cuestión y lo compartió en redes sociales, por lo que numerosas personas fueron testigos del delito.

Esta acción podría haber tenido graves consecuencias para el menor si, como consecuencia de la circulación en una vía pública y abierta al tráfico, el conductor del vehículo se hubiera visto obligado a frenar o a realizar un giro de la dirección de forma brusca, sin necesidad de sufrir un siniestro.