GRAFICO PURI
Informe de evolución de la gripe de la Red Centinela Sanitaria de Castilla y León (Red VIGIRA)./ JCYL

La epidemia de la gripe que otros años invade los hogares segovianos en las primeras semanas del año, causa un gran número de bajas laborales y satura los servicios sanitarios, de momento no ha hecho acto de presencia en la provincia. Sí hay casos, pero son muy pocos, de forma que no hay circulación del virus influenza, la incidencia no alcanza el umbral epidémico, situado en 52,6 enfermos por 100.000 habitantes, y los registros actuales andan muy lejos de los habituales en estas fechas. Es más, están mostrando el movimiento contrario. Desde mediados de diciembre la poca incidencia que había de la gripe está bajando progresivamente, cuando lo habitual en esta enfermedad es que cogiera fuerza en navidades y llegara a mediados de enero sobrepasando el umbral epidémico y encauzándose hacia los registros máximos de la temporada.

De forma que se puede asegurar que actualmente no hay epidemia gripal y los sanitarios ven difícil que vaya a activarse en las próximas semanas al menos con la virulencia de otros inviernos.

Ni está ni se la espera” dice el jefe del servicio Territorial de Sanidad, César Montarelo, en referencia a la epidemia de la gripe, porque ve difícil que, una vez pasada la semana de Reyes con la incidencia por los suelos en la tabla de registros, pueda haber un fuerte resurgir. César Montarelo, al igual que señalan varios facultativos a esta redacción, cree que se va a repetir la situación del pasado invierno en el que no hubo ni rastro de los virus gripales, aunque la situación de excepcionalidad generada por la pandemia del coronavirus hace posible cualquier cambio. El covid es la causa del destierro temporal del virus gripal.

El jefe territorial de Sanidad entiende que se vuelve a repetir la situación en la que un virus dominante, en este caso el coronavirus y su variante ómicron, desplaza al de la gripe. Es una guerra entre familias de virus por alcanzar a los seres humanos y la batalla la ha vuelto a ganar, por segundo año consecutivo, el SARS-CoV-2, causante del Covid-19

La tasa de incidencia de la gripe es de 6 casos por 100.000 habitantes cuando otros años en estas fechas, que es cuando se suele alcanzar el pico máximo, la provincia de Segovia y el conjunto de Castilla y León se sitúa entre 300 y 400 casos según la intensidad que tenga la epidemia ese invierno. En esta temporada de 2021/2022 el pico máximo hasta ahora se ha quedado en una tasa de 22 casos, que no llega ni a la mitad del camino hacia el umbral de epidemia. Este registro se alcanzó a mediados de diciembre y desde entonces la línea no ha hecho más que bajar hasta rozar el suelo.

En términos generales, el último informe de la Red Centinela Sanitaria de Castilla y León (Red VIGIRA), correspondiente a la semana del 3 al 9 de enero, indica que la tasa de las infecciones respiratorias agudas desciende ligeramente.

El informe semanal señala que el incremento de la incidencia de covid-19 en 7 días, que se venía duplicando cada semana durante el mes de diciembre pasado, parece que se estabiliza y se sitúa en 2.222 casos por cada 100.000h.

Castilla y León cree que el coronavirus no está todavía en una situación que permita que sea tratado como una gripe de temporada, con una menor vigilancia epidemiológica en los grupos vulnerables en residencias, hospitales o pacientes de mayor gravedad. Así lo ha explicado este jueves en rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, el consejero de Sanidad, Alejandro Vázquez, quien ha traslado esa posición de Castilla y León al Consejo Interterritorial de Salud.

La incidencia parece que se aproxima a una meseta en Castilla y León, con un freno en la velocidad del virus, que puede hacer que en “unos meses” se pueda plantear esa gripalización de la pandemia, según señaló Vázquez. Pero la incidencia todavía es alta con oledadas consecutivas que a su juicio indican que no se “debe bajar la vigilancia de la pandemia” como si fuera una gripe, y eso que Castilla y León tiene, a diferencia de otras comunidades, una red centinela que lo haría posible, ha referido el titular de Sanidad.