Turismo Visitas Guiadas Patios Vividos Casa Vaquero Turcios KAM5638
El recorrido con guía ha pasado por los patios de las casas de Vaquero Turcios, familia García Gil, Joaquín Mª de Castellarnau y Abraham Seneor./ KAMARERO

La buena acogida y el éxito de participación que tenido la campaña ‘Patios Vividos’ de Turismo Segovia, desarrollada del 6 al 12 de junio, asegura su continuidad. Ha entrado en la agenda cultural social y turística para quedarse si bien tendrá que esperar a que termine el verano para ofrecer una nueva edición con más patios para conocer, según explicaba ayer el concejal de Turismo, Miguel Merino.

El programa ha completado todas las visitas, ampliado la oferta y dejado en la reserva a muchas personas interesadas. Ha captado el interés tanto de segovianos como de turistas por lo que el concejal de Turismo se muestra muy satisfecho y asegura que ‘Patios Vividos’ volverá en otoño. Antes no puede ser porque “la campaña de verano— dice Merino— ya está diseñada” y trae novedades.

La propuesta estival, que será presentada en los próximos días, está encaminada a facilitar el disfrute y conocimiento de otros espacios abiertos públicos y alguno privado de la ciudad para profundizar en su intrahistoria. Podrían estar relacionados con la jardinería o el románico civil pero el concejal no quiere avanzar detalles. De momento, Merino muestra su agradecimiento a las instituciones y propietarios privados que han facilitado el desarrollo de ‘Patios Vividos’, un recorrido guiado por la ciudad medieval que ha pasado por el patio de la casa de Vaquero Turcios, el de la familia García Gil (también en las Canonjías), el de la casa de Joaquín Mª de Castellarnau y el de la Casa de Abraham Seneor, estos últimos en la judería. El paseo concluía con una degustación de productos Saborea Segovia.

También ha invitado a entrar en los patios de la sede de la UNED en Segovia, el del Museo Rodera Robles, Torreón de Lozoya, Colegio de Arquitectos y Palacio de Quintanar.

La acogida de esta edición piloto sorprendió desde su arranque. Las entradas para las siete visitas con guía oficial inicialmente organizadas —un grupo de 40 personas cada día— se agotaron en 72 horas por lo que Turismo de Segovia reforzó la agenda, facilitando dos recorridos tanto el viernes 10 de junio, como el sábado 11 y ayer domingo. Estos grupos también se completaron e incluso quedó gente en la reserva. De forma que, finalmente, se han llevado a cabo 10 visitas en las que han participado 400 personas.