La antigua cárcel de Segovia con su traje más invernal. La prisión, escenario habitual en el cine español, verá la luz el viernes en el estreno en la plataforma Nexflit de ‘Bajocero’, un thriller carcelario protagonizado por Javier Gutiérrez y Karra Elejalde y dirigido por Lluis Quílez. La película se saltará el paso por las salas de cine y cuenta con la actuación del segoviano Luis Callejo, parte de un reparto que sufrió las duras condiciones térmicas por rodar en invierno y en horario nocturno.

La trama, que todo el equipo pone mucho cuidado en no desvelar, se nutre de casos aparecidos en la prensa en los últimos años. Para el director, es “una película sobre la criminalidad, un thriller duro, seco”, que se inspira en noticias de crímenes que, en su opinión, “merecen esa denuncia social”.

‘Bajocero’ no es solo un título. Es la temperatura a la que un furgón blindado que traslada de cárcel a un grupo de presos circula por un páramo. En medio de una niebla cada vez más densa, y nieve que vuelve la carretera intransitable, el furgón es asaltado por alguien que quiere sacar de allí a uno de los hombres. Se rodó en los meses más fríos del año en la sierra de Guadarrama y en la propia cárcel segoviana, donde no fue necesario simular el vaho gracias a la sensación gélida generada en su interior.

“Duro por el frío, por las condiciones climatológicas, porque el rodaje era nocturno y porque teníamos un director muy exigente, extremadamente exigente, muy duro, que nos llevaba a la extenuación”, comenta con Gutiérrez, ganador de dos Goyas. “Con Karra he hecho películas muy físicas, como ‘Los últimos de Filipinas’, y en ‘Águila roja’, a las ocho de la mañana estabas subido a un caballo dando espadazos con temperaturas muy gélidas, pero esto ha sido lo más duro y lo más complicado que he hecho jamás. El director nos llevaba al límite”. Tanto, interviene Elejalde, “que lo llamábamos Lluis ‘Killer’”. “Les pedí salir de su zona de confort, pero creo que todo eso está en pantalla. Las cosas difíciles, si salen bien, el espectador las aprecia”, se justifica el director.

No es la primera vez que Gutiérrez hace de policía, aunque no se siente “especialmente dotado” para la acción, pero explica que, en este caso, “al director le interesaba mucho más la mirada del personaje que los golpes o los disparos”.

Elejalde explica que su personaje “es un hombre atormentado, y cuando se sufre y hay obsesión, la violencia es limítrofe, y la ira y el ansia de venganza…; Creo que la relación que se crea entre Javi y yo y un preso en particular va a crear polémica de índole ética -qué harías tu en su lugar, es legítimo hacer algo así, además siendo policía…- Es complejo”, considera.

Les acompañan Patrick Criado, Andrés Gertrúdix, Isak Férriz, Miquel Gelabert, Florin Opritescu y Edgar Vittorino.

Teaser