13 1mrce WEB
Los bomberos entronizaron a la virgen en el altar mayor. / MARCELO GALINDO

No hay pandemia que pueda con la devoción a La Fuencisla. Si bien es cierto que las necesarias medidas sanitarias obligan a modificar sus actos más multitudinarios, no es menos cierto que Segovia sigue siendo un ‘hogar con madre’ en el que los segovianos hacen gala de su fervor y cariño a la patrona de Segovia con su presencia y masiva participación –dentro de los aforos marcados- en el programa religioso que la Real Cofradía de Nuestra Señora de la Fuencisla prepara para el novenario y la fiesta de la virgen.

Así, centenares de personas llenaron ayer la Catedral para presenciar y tomar parte en la recepción de la imagen de la patrona al altar del presbiterio de la seo segoviana, que hasta el día 26 será la casa de la Virgen y el hogar común de todos los segovianos.

El traslado de la imagen hubo de hacerse horas antes de comenzar el acto por medio de un vehículo particular, ya que no se pudo llevar a cabo la procesión que tradicionalmente el camino entre el santuario y la Catedral. De este modo, la cofradía optó por un recorrido dentro de la Catedral desde la Capilla del Santísimo hasta el Altar Mayor, portada en andas por las camareras de la Virgen y escoltada por una escuadra de alféreces alumnos de la Academia de Artillería.

Al llegar a la Vía Sacra, la imagen fue depositada sobre una mesa, y ante ella el grupo de danzas La Esteva bailó dos piezas de folclore popular vinculado a la devoción mariana en la provincia. Posteriormente, continuó el recorrido hasta el altar, donde una dotación del Cuerpo de Bomberos llevó a cabo la entronización de la imagen con su acostumbrado mimo y precisión.

Desde las primeras filas, las autoridades locales y provinciales siguieron la evolución de los actos, encabezadas por la alcaldesa Clara Luquero y una nutrida representación del pleno municipal, así como el delegado territorial de la Junta José Mazarías, la diputada provincial Azucena Suárez y el senador del PP por Castilla y León Javier Maroto; así como representantes de la Comunidad de Villa y Tierra de Segovia y de las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado.

Concretada ya la entronización, el obispo César Franco tomó la palabra para recibir a la virgen en nombre de los segovianos, y señaló que este novenario debe ser la oportunidad de que los cristianos “se acerquen a la casa de la Virgen y que lleven el mensaje vivificador del Evangelio a las personas y colectivos más desfavorecidos”.

El novenario dará comienzo hoy a las 19,30 horas con el rezo del Santo Rosario, para posteriormente celebrar la Eucaristía a las 20,00 horas, con la predicación del padre Salvador Ros, prior del convento de Carmelitas Descalzos. El sábado 18 dará comienzo la novena de los jóvenes a las siete de la mañana.