Alcaldes y concejales llenaron el Salón de Plenos de la Diputación Provincial para conocer de primera mano cómo se va a desarrollar el proyecto. /NEREA LLORENTE
Publicidad

La fibra óptica llegará en dos años a 180 núcleos más de la provincia, con la previsión de alcanzar entre el 77 y el 80 por ciento de la población cubierta con esta tecnología de ultra banda ancha en 2021. Diputación Provincial y Telefónica, operadora adjudicataria en la provincia, presentaron ayer en el Palacio Provincial el despliegue previsto por la compañía en la provincia con la tecnología más avanzada del mercado, en un acto al que asistieron el presidente de la Diputación de Segovia, Miguel Ángel de Vicente; el viceconsejero de Infraestructuras y Emergencias de la Junta, José Luis Sanz Merino, y el director de Telefónica Castilla y León, Javier Alonso.

La inversión prevista de más de 10 millones de euros se destinará a los trabajos de despliegue, pero también, a la necesaria adquisición de equipos que ello requiere y a la digitalización de centrales para hacer frente a los nuevos servicios y capacidades que necesita el mayor ancho de banda. Estas nuevas inversiones se suman a los 14 millones invertidos ya desde el inicio de despliegues en 2014 que, ha permitido, según explicó Javier Alonso que “seis de cada diez segovianos dispongan de cobertura FTTH”. En este sentido, el presidente de la Diputación subrayó que esas cifras incluyen a Segovia capital, y el objetivo de la institución provincial es llegar a todos los núcleos de la provincia, cuando ahora solo el 34% de la población del medio rural tiene acceso rápido a internet. “Nuestra pretensión, tanto de la Junta como de la Diputación es acabar la legislatura con un 95-95% del territorio cubierto y en torno a 98.000 personas en nuestra provincia”, afirmó.

Actualmente, tienen fibra óptica 54 núcleos de población con un total de 64.607 habitantes. Cuando finalice el despliegue de fibra, tanto de las ayudas de 2018 como de 2019 (se prevé que sea en 2021),  del Ministerio y de la Junta, en la provincia habrá 224 entidades (58% de la provincia, excluyendo la capital) con velocidades de conexión superiores a 30 megas, que serían un total de 93.562 habitantes (89% de la población quitando la capital).

De los más de 10 millones que la compañía destinará a fibra en dos años, gran parte se dedicarán a implementar en Castilla y León el nuevo Programa de Extensión de Banda Ancha de Nueva Generación (PEBANG), adjudicado a finales del pasado año por el entonces Ministerio de Economía a través de la Secretaría de Estado para el Avance Digital.

Otra parte de las inversiones se destinará a completar otros planes y despliegues en marcha. Asimismo, una importante cantidad será para la compra de equipos y para la digitalización de centrales para hacer frente a las exigencias que requieren las tecnologías de última generación. Finalmente, otra parte del desembolso tendrá que ver con los gastos repercutidos de transporte, instalaciones en casa del cliente y obra civil.

Para el presidente de la Diputación, “este es un punto de partida importante para que toda la provincia coja definitivamente el tren de la conectividad digital, circunstancia fundamental para seguir creando oportunidades en nuestro territorio”. De Vicente añadió, además, que “nos ha parecido interesante ceder este espacio como es el Salón de Plenos del Palacio Provincial para que los alcaldes conozcan de primera mano las actuaciones que se van a llevar a cabo, porque si bien la Diputación solo actúa en este caso de mero intermediario para poner en contacto a la operadora con los ayuntamientos, estamos muy implicados en el proceso de digitalización total que tiene que transformar a nuestra provincia en los próximos años para que haya un motivo más de vida en nuestros pueblos”, concluyó el presidente.