La FES pide responsabilidad a los partidos para formar Gobierno

28

La Federación Empresarial Segoviana (FES) quiere trasladar su respeto por el resultado de las elecciones generales celebradas el domingo, a la vez que insiste en el establecimiento cuanto antes, con compromiso, responsabilidad y diálogo, de un Gobierno que garantice la estabilidad política e institucional, sin duda necesaria para evitar que se intensifique la desaceleración económica y para seguir generando empleo y riqueza.

FES recuerda que en esta nueva etapa que se inicia es necesario avanzar en términos de crecimiento económico y de creación de empleo, y profundizar en nuevas y necesarias reformas para el mundo de la empresa. Para ello, es imprescindible y urgente llegar a acuerdos de gobernabilidad entre las distintas fuerzas políticas, y tomar decisiones en el marco del diálogo social, buscando el mayor consenso posible en las próximas iniciativas legislativas.

En su opinión, los partidos con representación parlamentaria deben hacer un esfuerzo por España y por la estabilidad institucional y, sobre todo, un ejercicio de responsabilidad, ya que hay gran cantidad de proyectos de inversión esperando y que podrían verse afectados, dado que además no existe una razonable planificación presupuestaria, y que puede acabar por desincentivar la inversión y la actividad económica.

Entre las prioridades empresariales de cara al nuevo curso político, FES entiende es el momento de fomentar el espíritu empresarial, apoyando la creación de nuevas empresas y el desarrollo de las ya existentes, pero para ello es necesaria la eliminación de las barreras al aumento del tamaño de nuestras pymes y el fomento de la cultura y la vocación empresarial, especialmente desde el ámbito educativo.

Igualmente, los empresarios abogan por la formación y la educación como factores clave de competitividad empresarial y, por tanto, del crecimiento y la generación de empleo a futuro, así como por reforzar la innovación y la digitalización para superar los nuevos retos que se avecinan, e intensificar la internacionalización de nuestra economía, como principal vía para consolidar un nuevo patrón de crecimiento basado en la recuperación de la actividad sin generar déficit exterior.

También cree necesario proseguir la consolidación presupuestaria mejorando la eficiencia del gasto público; intensificar la lucha contra la economía sumergida que supone un lastre para la recaudación tributaria y la actividad económica, y reducir la tributación empresarial para hacerla más competitiva como vía para aumentar nuestro crecimiento tendencial y, de este modo, acelerar la convergencia en renta con nuestros socios europeos.

Por último, los empresarios reclaman que no se impongan cargas innecesarias o desproporcionadas a las empresas; coordinar las políticas territoriales (estatales, autonómicas y locales), que en ocasiones dificultan el ejercicio del derecho de la libertad de empresa, y establecer una unidad de mercado, que es clave para conseguir un libre e igual acceso y ejercicio de la actividad económica.