Desde el 12 de mayo las empresas deben disponer de un sistema de registro de la jornada laboral de sus trabajadores. / Nerea Llorente
Publicidad

La FES, a través de su Asesoría Jurídica, gestionó más de 500 consultas de empresas de la provincia, durante los dos primeros meses de la entrada en vigor de la normativa que obliga a las empresas a un registro efectivo de la jornada laboral de cada uno de sus empleados.

Así lo asegura el responsable de esta Asesoría, Eloy Torán, quien admite que “el primer mes y medio posterior a la implantación de la norma fue bastante agitado, hasta que se aprendió la mecánica y se pusieron en marcha los sistemas de control de la jornada”.

Indica, además, que ese medio millar largo de consultas atendidas, no incluye las recibidas durante los encuentros y jornadas informativas que la Federación Empresarial organizó en Cuéllar, Sepúlveda y en la capital segoviana hasta en tres ocasiones “con el objetivo de que nadie se quedada sin información”.

En estas ocasiones Torán y otros responsables de la FES estuvieron acompañados o bien por alguien de la Inspección de Trabajo o en algunos casos por otros letrados especializados o por alguna oficina gestora, “para dar información lo más amplia y diversa posible”.

Entiende que por parte de la Asesoría Jurídica se ha realizado el esfuerzo de llegar a todas las asociaciones o agrupaciones federadas, a todos los colectivos empresariales.

En cuanto a los sectores donde más dudas ha generado la aplicación de esta normativa, que pronto llevará tres meses en vigor, indica que se ha trabajado de la mano con la Inspección de Trabajo, lo que ha permitido una puesta en marcha “bastante plausible y amplia”.

Aunque Torán afirma que la FES no tiene constancia de que se haya sancionado ya en Segovia por infracciones de esta norma por parte de empresas segovianas, ni siquiera de que se haya abierto algún expediente sancionador, aunque el secretario general de CCOO en la provincia, Alejandro Blázquez, sí anunció el pasado mes de junio la presentación de denuncias en la Inspección.

“Lo que sí nos sorprendió –señala el asesor empresarial– es que la Inspección saliera inmediatamente a controlar un poquito, aunque no ha quedado más que en eso, una especie de advertencia del tipo ‘vamos a vigilar’.

Precisamente, señala que hay sectores como Hostelería y también talleres donde entiende que la inmensa mayoría de empresas cumplen y han cumplido siempre con la normativa sobre jornadas de trabajo pero donde con la obligatoriedad expresa del registro de las horas trabajadas por cada empleado se ha tenido que llegar a acuerdos de empresa para formalizar una flexibilidad que de lo contrario dificultaría mucho la actividad. Torán indica que se trata de primar el cómputo anual de horas trabajadas, sin perjuicio de que se controlen las horas semanales, de manera que no se exceda de las diez horas pero se tengan en cuenta especificidades sectoriales, como la temporada de verano en la Hostelería o los picos de trabajo puntuales en los talleres.

A TENER EN CUENTA

  • Normativa: El 12 de mayo entró en vigor del Real Decreto-Ley 8/2019, de 8 de marzo, sobre disposiciones relativas al registro de jornada establecidas en el artículo 34.9 del Estatuto de los Trabajadores.
  • Jornada diaria: El 10 de junio se publicó un criterio técnico de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social que aclara, por ejemplo, que lo que debe ser objeto de registro es la jornada de trabajo realizada diariamente y la negociación colectiva o los acuerdos de empresa referidos a la organización y documentación del registro pueden precisar aspectos como interrupciones, pausas o flexibilidad de tiempo de trabajo.