No será una tarea fácil, pero los empresarios segovianos están dispuestos a afrontar el año 2021 con la esperanza de la recuperación económica vinculada a la progresiva incorporación a la ‘nueva normalidad’  si la vacunación contra el covid-19 evoluciona favorablemente y el ritmo de contagios se reduce hasta alcanzar la ansiada inmunidad de rebaño. Este es el deseo y el objetivo que la  Federación Empresarial Segoviana (FES) se marca para el recién estrenado calendario, donde seguirá poniendo al servicio de los empresarios todo su potencial de apoyo y asesoramiento para paliar los efectos de una crisis económica sin precedentes en la historia moderna de la provincia.

El presidente de la FES, Andrés Ortega,  señaló que el inicio de la administración de las vacunas contra el coronavirus “es el principio del fin”, pero reconoció que la recuperación económica no irá al paso de la eficacia de las medidas profilácticas. Así, señaló que el primer semestre de 2021 será “duro” para la economía provincial, y expresó su  deseo de que a partir de junio comiencen a  verse los primeros vestigios del “recuerdo de normalidad” que  tenía antes del inicio de la pandemia.

Así, señaló que las estimaciones económicas  hablan de una recuperación de un 5% para este año y de un 4 por ciento para el año 2022, por lo que la consolidación efectiva no se producirá hasta el año 2023. Estos datos también fueron extrapolados al empleo, aunque el presidente de la patronal expresó sus dudas sobre el efecto de los ERTEs, que engloban en la provincia a 2.775 trabajadores de 649 empresas acogidas a este sistema.

Sobre este aspecto, indicó que la rigidez del mercado laboral y la capacidad de recuperar puestos de trabajo de empresas en sectores estratégicos como el comercio o la hostelería serán claves para marcar la pauta de la evolución del empleo en la provincia.

Ortega criticó la respuesta que las Administraciones públicas han dado a esta crisis económica, y aseguró que “no ha habido correspondencia entre la profundidad de la crisis y el apoyo público”, significando la “lentitud máxima” en la gestión y tramitación de las ayudas o el abandono de sectores como las agencias de viajes o los centros deportivos y gimnasios.

Es necesario inyectar liquidez a las empresas, porque si no hay dinero directo muchas de ellas no podrán continuar y será una tragedia social  que les abocará al cierre”, aseguró.

De igual modo, pidió a las Administraciones  “que confíen en los empresarios y que establezcan ayudas con criterios racionales, que sean eficaces y que generen confianza”, y precisó que los empresarios “son los héroes olvidados de esta pandemia, soportando unas durísimas condiciones económicas para no cerrar negocios y destruir empleo arriesgando su patrimonio personal para ello”.

De cara al presente año, la FES trabajará para seguir impulsando proyectos relacionados con la formación y la incorporación de las nuevas tecnologías al tejido empresarial. La FP Dual o el desarrollo de iniciativas como el ‘marketplace’ o ‘Compro Segovia’ serán algunas de las directrices que marcarán la línea de trabajo de la patronal segoviana.

También prestarán su apoyo a las empresas interesadas en el acceso a los fondos europeos de recuperación habilitados por la UE, y para ello abrirán una oficina que analizará aquellas iniciativas consideradas viables y establecerá cauces para su ulterior desarrollo.

La patronal valora el diálogo social y pide comprensión a los sindicatos

Como en todos los órdenes de la vida, la crisis sanitaria marcará también el diálogo social entre patronal y sindicatos, que comenzarán a reunirse para abordar la negociación de los convenios colectivos en los distintos sectores productivos. Sobre este aspecto, la FES asegura abordar esta etapa “con el mejor de los planteamientos por nuestra  parte”, según aseguró Andrés Ortega; y recordó los acuerdos alcanzados el pasado año en instituciones como el Ayuntamiento de Segovia y la Diputación Provincial que han sido “ventajosos” para ambas partes.

Indicó que la relación con las centrales sindicales de la provincia se basa en la búsqueda de acuerdos “y buscar los puntos que nos unen”. Por ello, significó que “si hay algo que nos preocupa a todos es el momento difícil que estamos viviendo, por lo que hay que pedir a los sindicatos que sean conscientes de la realidad económica en los próximos años”

Las empresas no son el problema, sino la solución –aseguró Ortega- y ahora hay que estar al lado de los empresarios más que nunca”.

Por otra parte, destacó la necesidad de aplicar reformas estructurales en el tejido productivo de la provincia, basadas en la implantación de la “economía verde” y circular, la apuesta por la digitalización y la incorporación del emprendimiento al sistema económico con iniciativas de apoyo  a sectores vinculados al desarrollo de las nuevas tecnologías.