La FES alerta sobre la situación “crítica” del mercado laboral

La patronal urge a las administraciones la implantación de ayudas directas a las empresas para frenar la destrucción del empleo en la provincia

Los alarmantes datos del desempleo en diciembre y, sobre todo, el drástico aumento del paro a lo largo de un año marcado por la pandemia ponen a los empresarios en situación de máxima alarma, y reclaman a través de sus organizaciones empresariales medidas urgentes por parte de las administraciones públicas.

El presidente de la Federación Empresarial Segoviana (FES) Andrés Ortega, califica como “crítica” la situación del mercado laboral de la provincia, que se acerca a la cifra de 9.000 desempleados “que parecía descartada hace tiempo”. En un comunicado de prensa, recuerda que desde FES se ha insistido en la necesidad de articular ayudas directas a las empresas que peor lo están pasando en esta crisis inédita, “porque la mejor manera de frenar la destrucción de empleo es que las empresas puedan recuperar la actividad, y eso sin un apoyo firme, inmediato y directo no va a ser posible a corto plazo”.

La patronal segoviana constata que los indicadores económicos no reflejarán a corto plazo una mejoría de la actividad económica, y que ello se traducirá negativamente en la creación de empleo en el presente año 2021. En su opinión, nos encontramos ante una situación excepcional y frente a la misma solamente caben soluciones urgentes y eficaces, dando certeza y confianza a las empresas y a las personas trabajadoras reforzando y ampliando las medidas de choque para la protección a los trabajadores, a las empresas, a las familias y a las personas vulnerables con motivo de la crisis del Covid-19, acordadas en el marco del Diálogo Social, adaptándolas en plazos y condiciones y simplificando los procedimientos.

Castilla y León ha sido pionera a la hora de poner en marcha políticas económicas y sociales fundamentadas en el marco del Diálogo Social y es, por ello, que cualquier cuestionamiento en relación a tan importante instrumento de estabilidad, sólo puede augurar tiempos difíciles, confusos y poco optimistas cuando, además, se aprecian señales que permiten prever una drástica ralentización del mercado laboral a lo largo de los próximos meses.

Sin perjuicio de lo anterior, FES valora muy positivamente los fondos europeos, movilizados con ocasión de la situación económica en la que nos encontramos, y considera que los mismos constituyen una oportunidad histórica que se debe aprovechar destinándolos a proyectos de inversión liderados por el sector privado y necesarios para elevar nuestro crecimiento potencial y con él conseguir revertir la negativa situación en nuestro mercado laboral.

Finalmente, quiere manifestar que para conseguir el mencionado cambio de tendencia, los esfuerzos, además de contar en esta ocasión excepcional con el respaldo de fondos europeos, deben centrarse en dotar a las empresas de un marco normativo adecuado y adaptado a la situación actual de crisis económica, capaz de impulsar medidas de apoyo directo, de flexibilidad y de reducción de la tributación capaces de reactivar la actividad económica y, con ello, crear empleo.