La existencia de restos del Acueducto altera los planes del Segovia IV

El consejero de Sanidad asiste a la entrega de diplomas del curso de formación en el manejo de desfibriladores realizado en el Real Sitio de San Ildefonso con la participación de 168 personas.

El proyecto de construcción del centro de salud Segovia IV puede sufrir nuevos retrasos y cambios. El consejero de de la Junta de Castilla y León, Antonio María Sáez Aguado, ha explicado que en la parcela del barrio de Nueva Segovia donde está proyecto crear este servicio de Atención Primaria se ha detectado la existencia de restos de restos de la cacera del Acueducto.

La disponibilidad de una parcela amplia permite desplazar la ubicación del centro sin generar grandes problemas para su ejecución, según se desprende de las declaraciones hechas por el consejero en El Real Sitio de San Ildefonso, donde ha presidido este jueves la entrega de diplomas de formación en el manejo de desfibriladores a 168 personas. Durante su visita, Sáez Aguado ha explicado que van a iniciar una consulta con el Ayuntamiento de Segovia para “evitar problemas” y adjudicar la mejor ubicación posible a la edificación dentro de la finca, según informa Europa Press.

Hospital

En declaraciones hechas a los periodistas, el consejero de Sanidad ha afirmado que en dos o tres semanas hará público el refuerzo en la dotación de personal en el Hospital General para mejorar la evolución de la listas de espera del Complejo Asistencial. Unas listas de espera que presentan una media que supone “aproximadamente” la mitad que la nacional y que también se sitúa por debajo de la media regional, como ha destacado en declaraciones recogidas por la agencia Europa Press.

No obstante, Sáez Aguado ha reconocido que los hospitales que contaban con “buenas cifras” de demora media han visto últimamente aumentar las esperas “ligeramente”. En cuanto al refuerzo de plantilla, ha reiterado que se está estudiando, a partir de la propuesta del propio hospital y de la Delegación Territorial. En cualquier caso, el consejero ha recordado que el centro ya ha visto reforzada su dotación con la creación de una unidad de ictus y la adquisición de dos TAC.

La Granja

En cuanto a la importancia de aumentar la política de cardioprotección, Sáez Aguado ha asegurado que en Castilla y León se producen unas 1.500 muertes por parada cardiaca súbita y ha incidido en que una intervención precoz contribuye a evitar muchas de esos episodios, “con o sin secuelas”.
Por eso, ha instado a extender la formación de personas para el uso de desfibriladores y también disponer de aparatos. En la región existen 700 registrados y algunos más adquiridos por entidades y que no forman parte de ese recuento. Además, hay “algo más de 25.000” personas formadas.

Precisamente, el municipio del Real Sitio de San Ildefonso trabaja intensamente en esta línea. Actualmente cuenta con una veintena de desfibriladores externos semiautomáticos (DESA) instalados en varios centros educativos, culturales y deportivos y un amplio grupo de vecinos y trabajadores de la administración, formados en su manejo, con la aspiración de ser un municipio cardioprotegido. De hecho Sáez Aguado asistió ayer a la entrega de los diplomas acreditativos del curso de cardioprotección impartido por Entelia en el Real Sitio de San Ildefonso en el mes de enero con la participación de 168 personas. En este mismo acto, el alcalde José Luis Vázquez puso en manos de la Guardia Civil un desfibrilador móvil para que desde el Acuartelamiento de La Granja esté a disposición de las necesidades que puedan surgir en las calles y carreteras del municipio.